fbpx

Imponen el toque de queda en varios barrios de Roma tras una oleada de ataques de jabalí

Varios barrios de Roma no aguantan más tras el último ataque por parte de ocho jabalíes a una mujer y han decidido autoimponerse un toque de queda desde las ocho de la tarde para evitar resultar heridos por esta especie.

Varios policías escoltan a un jabalí en una ciudad de Asia.
Varios policías escoltan a un jabalí en una ciudad de Asia. © Shutterstock

El último ataque de jabalíes que se ha producido contra una mujer de 43 años que fue embestida junto a su perro por ocho ejemplares en un barrio de Roma ha puesto a los vecinos en pie de guerra. Tanto, que han decidido autoimponerse un toque de queda para evitar situaciones similares y no salir de sus casas. En concreto, los barrios afectados son los de Balduina, Trionfale, Monte Mario, Ottavia y Camilluccia.

Como hemos narrado en otras ocasiones en este medio en las que hemos mostrado cómo las hembras amamantan incluso a sus crías en plena calle, el caso de Roma es el de una ciudad con un grave y cada vez más creciente problema con los jabalíes. Sus incursiones en parques y jardines de la ciudad ha hecho que los animales hayan perdido el miedo a las personas y que la plaga vaya a más en su metrópoli en los últimos años. De hecho, los vídeos de piaras enteras deambulando por sus calles y buscando alimento entre la basura son cada vez más habituales.

La mujer atacada esta semana por ocho ejemplares, la gota que ha colmado el vaso

El caso de la mujer atacada esta semana por ocho ejemplares ha sido la gota que ha colmado el vaso. Aunque logró escapar y afortunadamente no resultó herida de gravedad, los vecinos han decidido no salir más tarde de las 20:30 horas. La advertencia está especialmente dirigida a quienes tienen perros.

«Llevaba una bolsa de basura y junto al contenedor me encontré con unos cachorros de jabalí. La madre tenía la mirada puesta en mí y entendí, que tal vez ella también estaba asustada, así que cogí a mi perro y corrí a esconderme», explicó la mujer a medios locales.

Mientras intentaba huir, la hembra de jabalí atacó a la mujer y esta cayó al suelo. «Estaba sobre mi cabeza… grité y mi perro salió en mi defensa». Un motorista que pasaba por el lugar la socorrió y llevó a la mujer al hospital, donde fue tratada por heridas leves en la cara y la rodilla.

Este toque de queda surge de los propios ciudadanos como una medida de «autoprotección», ya que, según ellos, las autoridades no han tomado soluciones efectivas.