fbpx

Ribera insiste: el blindaje del lobo se aprobará antes de que empiece la temporada de caza mayor

La prohibición de la caza del lobo ibérico es inminente, según la vicepresidenta tercera y ministra del MITECO.

Teresa-ribera-lobo

La vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica y Reto Demográfico, Teresa Ribera, acaba de reconocer en una entrevista a EFE que confía en que la prohibición de la caza del lobo ibérico (Canis lupus) haya entrado en vigor «antes de que termine el periodo de veda de caza mayor».

En la entrevista con Efe, Teresa Ribera ha explicado que el Consejo de Estado pidió una serie de aclaraciones sobre la decisión de incluir este carnívoro en el listado de especies silvestres en régimen de protección especial, algo que tampoco estuvo exento de polémica debido a la más que cuestionable forma de proceder del Ministerio que dirige Ribera, tal y como informó Jara y Sedal. Una treta que fue denunciada por la propia Real Federación Española de Caza.

Recordemos que la decisión de blindar al lobo fue adoptada por una polémica votación en la Comisión Estatal de Patrimonio Natural del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, celebrada en febrero, y generó una fuerte polémica, puesto que se impidió el voto de alguna comunidad contraria a la medida y se desoyó a todas aquellas que tienen la mayor parte de los lobos de España, contrarios a su blindaje. 

En la votación, las comunidades que se posicionaron a favor de la prohibición de la caza del lobo fueron Cataluña, Aragón, La Rioja, Extremadura, Castilla-La Mancha, Canarias, Baleares, Melilla y el Ministerio de Transición Ecológica, curiosamente las Comunidades que o no tienen lobo o su población es insignificante. En contra votaron Galicia, Asturias, Cantabria, Castilla y León, País Vasco, Andalucía y la Comunidad de Madrid, comunidades que reunen el 98% de la población del cánido. A Ceuta, contraria a la medida, no se le permitió votar.

En la práctica, la medida supone el fin de la posibilidad de cazar lobos en las comunidades autónomas al norte del Duero, donde hasta el momento era posible.

Teresa Ribera habla de «diálogo» después de ignorar la opinión del mundo rural e imponer el blindaje

Según afirma Teresa Ribera en la entrevista, «es muy importante trabajar honestamente sobre este asunto, acompañando a los ganaderos para hacer compatible la coexistencia del lobo con la ganadería». «A veces se han producido dificultades en este diálogo, pero también hay ejemplos de buen funcionamiento que nos permitan sacar lecciones que nos ayuden a generalizar. En algunos casos se necesita algo de tiempo», ha afirmado.

Curiosamente ese diálogo ha sido nulo. El pasado 9 de junio se produjo una manifestación del mundo rural frente a las puertas de su Ministerio para pedir que se frenara esta polémica medida, pero ni tan siquiera hizo acto de presencia para escuchar las demandas de los ciudadanos afectados por la presencia del lobo.

«Confío en que podamos tener un nuevo régimen con planes de gestión razonablemente en vigor y concertado antes de que termine el periodo de veda de caza mayor», ha subrayado.

Pero a pesar de sus intenciones, y aunque consiga imponer esta arbitraria política prohicionista que ha mostrado su fracaso en términos de conservación en países como Portugal, la batalla por los derechos del mundo rural no terminará en septiembre. Algunas comunidades ya han advertido que llevarán la cuestión a los tribunales y los representantes del mundo rural, como adelantaba la ganadera Marta García durante la protesta contra la prohibición, no se quedarán de brazos cruzados ante la imposición.