fbpx

Esta profesora se alimenta de la carne de animales atropellados: corzos, jabalíes, faisanes, liebres...

Esta profesora basa su alimentación en carne de animales atropellados. Además, enseña a los niños con clases de supervivencia.

La profesora y algunos de los animales atropellados cuya carne aprovecha. © Instagram

Sarah Day, una profesora inglesa que ejerce en Essex, una ciudad que se encuentra al sur de Reino Unido, ha sido noticia en los últimos días después de anunciar que se alimenta de animales atropellados y que reutiliza su piel para crear objetos de la vida cotidiana y sus huesos para fabricar herramientas.

Uno de los medios que ha entrevistado a esta profesora es el New York Post. En una publicación del 20 de diciembre señaló que Day enseña clases de historia en un instituto al nordeste de Londres. Durante sus clases, educa a los niños con conocimientos de supervivencia.

Sarah Day, la «mujer de las cavernas profesional»

Day, de 34 años de edad, se autodenomina como una «mujer de las cavernas profesional» y cuenta que come animales atropellados al menos una vez por semana. «Aunque no siempre hay un animal en la cuneta», comenta ante el citado medio. «Mi congelador está lleno de animales atropellados, lo cual es útil durante el invierno porque puedo descongelar el ciervo o el conejo para hacer un guiso abundante», dice Day, agregando que el sabor de las ratas es «muy similar al de las ardillas, es suave y dulce. Sabe un poco a pollo, pero mucho más agradable». En su nevera pueden encontrarse multitud de animales como corzos, jabalíes, faisanes, liebres u otros que han perecido en las carreteras.

Sin duda, que la elección de Day, además de económica, es tremendamente saludable -siempre que llegue a tiempo-, puesto que la carne de especies silvestres tiene unas propiedades nutricionales excepcionales y unas características organolépticas que la diferencian de carnes de consumo habitual en el mercado. Entre otras propiedades, posee poco contenido en grasa, como media, menos de 3 gramos por cada 100 gramos para las especies de caza mayor y menos de 4 gramos por cada 100 gramos para conejos y liebres.

Convierte la piel y tripas en cuero

Además de alimentarse de animales que encuentra en las carreteras, convierte la piel y las tripas en cuero y los huesos de animales en piezas asombrosas que utiliza para fabricar herramientas y armas, como así muestra en su cuenta de Instagram.

Un caso similar: la pareja que recogió animales atropellados durante un año para la cena de Navidad

pareja recoge animales muertos para la cena de navidad
La pareja ha recogido animales atropellados durante un año. / Metro

Después de estar todo el año 2018 recorriendo las carreteras en busca de animales muertos, Jim Alexander y su novia Betina Bradshaw sirvieron una cena navideña compuesta de carne de los cerca de 50 animales que encontraron sin vida también en Reino Unido. El menú incluía carne de ciervo, faisán, conejo e incluso tejón, todos hallados sin vida en carreteras y caminos después de haber sido atropellados.