fbpx

Localizan «con una leve cojera» al oso al que disparó un cazador en defensa propia en Cantabria

El plantígrado afortunadamente se encuentra «en buen estado» y con «una leve cojera», según ha informado el Gobierno de Cantabria en un comunicado.

Oso pardo. © Shutterstock

Un cazador disparaba a un oso pardo que irrumpió en su puesto este domingo, 26 de diciembre, durante una batida celebrada en terrenos de la Reserva Regional de Caza del Saja, en Cantabria. El animal ha sido localizado este martes por la mañana, «aparentemente en buen estado» y con una «leve cojera en la pata delantera derecha», según ha informado el Gobierno de Cantabria en un comunicado oficial.

El ejemplar fue alcanzado por el disparo de un cazador durante la celebración de una batida en el lote de Bicobres Norte de la reserva. El plantígrado, aunque «cojea levemente de la extremidad anterior derecha, presenta en apariencia buen estado general y desarrolla un comportamiento y movilidad normales sin que se aprecien otras secuelas como consecuencia del disparo, por lo que todo parece indicar que la herida fue superficial», detalla el Gobierno de Cantabria.

Según ha informado hoy Europa Press, el operativo de seguimiento puesto en marcha por la Consejería de Desarrollo Rural, y en el que participan los agentes del Medio Natural, el equipo veterinario del Centro de Recuperación de Fauna Silvestre y el personal técnico de la Dirección General de Biodiversidad, se mantendrá durante los próximos días para «garantizar que la recuperación del ejemplar es completa».

«El oso se fue directo hacia el cazador, que disparó el arma en defensa propia»

En declaraciones que recoge hoy El Diario Montañés, desde la Federación Cántabra de Caza han determinado que el hombre que hirió el domingo al oso durante la citada batida de jabalíes lo hizo para evitar que el animal le atacase. Concretamente han apuntado que el plantígrado «se fue directo hacia el cazador, que disparó el arma en defensa propia».