¿Por qué votar (o no) a los principales partidos políticos si eres cazador?

Comparte con tus amigos










Enviar

Este domingo 10 de noviembre estamos llamados a votar de nuevo. Analizamos qué dice y qué ha hecho cada partido por la caza. 

8/11/2019 | Redacción JyS

1PSOE

¿Por qué votarlos?

Por comprometerse a no apoyar la reforma del Código Penal que solicitó Unidos Podemos en una reunión que el propio Pedro Sánchez mantuvo con el presidente de la Real Federación Española de Caza en la que aseguró que mantendría una actitud conciliadora con el sector. Y también por el intento de frenar el exterminio del arruí, la carpa y otras especies declaradas invasoras el 20 abril de 2016 con una Proposición no de Ley para proteger la pesca continental. Otro punto positivo es la contundente reacción de algunos de sus barones tras las polémicas declaraciones de Teresa Ribera en las que abogaba por prohibir la caza. Los PSOE de Andalucía, Extremadura, Castilla-La Mancha, Aragón… mostraron su apoyo sin fisuras a la caza y exigieron «una inmediata rectificación» a la ministra de Transición Ecológica. Por último, destaca una respuesta en favor de la caza del ministro de Cultura, José Guirao, al popular Teófilo de Luis en el Congreso de los Diputados.

¿Por qué botarlos?

El voto en contra de la aprobación de la modificación de la Ley de Patrimonio Natural y de la Biodiversidad, el 28 julio de 2018, ha sido, quizá, la gran traición de la legislatura de Pedro Sánchez a la caza. En el último momento el PSOE cambió su voto, faltando a las promesas realizadas a los representantes del mundo rural y sumándose a la voluntad de los grupos ecologistas, integrados en Unidos Podemos a través de Equo. La primera vez que votó en contra fue en junio de 2017. Entonces, al igual que un año después, había prometido a los representantes del mundo rural que apoyaría esta reforma necesaria. Indignados, los representantes de la Plataforma en Defensa de la Pesca lo consideraron una traición. Este mismo año, junto con los votos de Podemos, tumbó en el Congreso una propuesta del PP para elaborar y aprobar una Estrategia Nacional de Gestión Cinegética y de la Pesca.
En julio de 2018, la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, adoptó el discurso de Unidos Podemos y calificó de «inadmisible» la reforma de la Ley de Patrimonio Natural y de la Biodiversidad en la que el PSOE trabajó durante meses con el mundo rural y que prometió cambiar. La misma Ribera que a finales de 2018 abogaba por la prohibición de la actividad cinegética y la tauromaquia, hecho por el cual desde Ferraz se ordenó «no tocar caza ni toros hasta después de las elecciones». Por último hay que recordar que el PSOE cuenta con 18 parlamentarios en la Asociación Parlamentaria en Defensa de los Derechos de los Animales (APDDA).

¿Qué prometen?

Nota: El texto remitido por el PSOE a Jara y Sedal no responde a nuestra pregunta «¿Qué va a hacer por la caza si llega al Gobierno?». Aún así lo reproducimos.

«La caza es una actividad que se desarrolla en el medio natural y, por tanto, está imbricada en la estructura económica del mundo rural. Desde estas dos dimensiones el PSOE ha abordado siempre la gestión de la actividad cinegética como herramienta en la gestión de los ecosistemas y en la conservación de la biodiversidad y como pieza estratégica en la preservación de un medio rural dinámico.

Sobre esas bases, el PSOE construyó en su momento la Ley de Desarrollo Sostenible del Medio Rural, impulsada por el gobierno de Rodríguez Zapatero en consenso con toda la sociedad rural. Una ley que el gobierno de Rajoy dejó en el olvido, abandonando con ello el mundo rural a su suerte con las consecuencias que hoy conocemos: desertización y empobrecimiento.

En estos meses, el Gobierno de Pedro Sánchez ha rescatado el compromiso del PSOE con el desarrollo rural y el patrimonio natural como bases insustituibles para la prosperidad de nuestro país».

Volver

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here