fbpx

Pescan uno de los siluros más grandes de España: 2,54 metros y más de 100 kilos

Este joven zaragozano se hizo el pasado mes de septiembre, en el Mar de Aragón, con uno de los siluros más grandes pescados en nuestras aguas. Narra a Jara y Sedal cómo afrontó la dura batalla.

siluro
Dos imágenes del enorme siluro. © R. B.

El joven pescador zaragozano Ricardo Barao Ruiz, natural de la localidad de Épila, pescó el pasado mes de septiembre uno de los siluros más grandes de todo el 2021 en nuestro país: midió 2,54 metros y pesó más de 100 kilos. Aunque el siluro es una especie invasora y perjudica a otros animales autóctonos de distintas cuencas de nuestro país, su presencia en nuestras aguas atrae a pescadores incluso internacionales, llegando a ser un importante reclamo por el volumen que puede alcanzar y la fuerza con la que encara la lucha con el pescador.

La dura batalla que el siluro dio al joven

Otra imagen del siluro. © R. B.

El pescador, que capturó esta pieza en el embalse de Mequinenza -también conocido como Mar de Aragón-, explica que iba con dos de sus amigos que practicaban el carpfishing, pero él decidió ir a por un siluro que habían detectado previamente con el sónar: «Mis amigos sondearon la zona con el pato y me dijeron que en ese lugar había carpas pero que vieron un siluro que era grande. Probé una caña y di en el clavo», comienza relatando a la redacción de Jara y Sedal.

Una pesada plomada para notar bien la picada del siluro. Ricardo colocó una plomada de 300 gramos para tensar bien la caña y, al final de la línea, puso tres pellets. Tras ello, la lanzó aproximadamente a unos 100 metros de la orilla y esperó. A las dos horas, aproximadamente, la caña comenzó a moverse. Algo había tras ella.

Una dura batalla. El prólogo de la batalla fue clave para que ésta acabase con éxito. «La suerte que tuve cuando picó fue que vino hacia mí el siluro, y eso lo aproveché para recoger bastante hilo. Aquella acción me dio ventaja para poder jugar con él y traérmelo hasta la orilla. Ya ahí, sí comenzó a tirar del freno, pero no hubiese tenido nada que ver si eso me lo hace a 100 metros de donde yo me encontraba», expone el pescador maño.  

La alegría tras media hora de batalla .Tras más de media hora de dura pugna, en la orilla saltó la alegría: «Cuando empecé a sacarlo, la alegría estallaba por todos lados. Sacar un animal de semejante peso y longitud ha sido un sueño cumplido», confiesa el pescador. «La pelea fue muy intensa, era un siluro que tiraba mucho, que era muy enérgico y al que me costó una barbaridad poderle; tuve que soltarle varias veces el freno, porque si no se hacía muy duro todo», añade Barao. Además, vuelve a puntualizar que «es de los más grandes que se han pescado en los últimos años en esta zona y en todo el año 2021 en nuestro país».

El equipo utilizado. Para la jornada de pesca, Ricardo utilizó una caña Super Siluro 3000 con un carrete Penn 10500. El cebo fueron tres pellet de Black Silure Gold de 30 milímetros de la marca Ironcarp.