fbpx

Pesca de luciopercas 'a vertical'

El equipo de Anglers al completo participa en un día de pesca de luciopercas a vertical, modalidad al alza donde el uso del pato y de una sonda serán imprescindibles para disfrutar de una jornada repleta de buenas capturas.

© Anglers

Por @anglers_channel

Con la llegada del mes de abril todas las especies de depredadores ya se encuentran de caza por las orillas de nuestros embalses. Serán, por tanto, días marcados en el calendario de cualquier pescador como días de grandes capturas.

La Lucioperca es una especie de origen centroeuropeo, favorecida por las aguas frías y turbias, ha tenido una gran expansión por la península ibérica gracias a la baja calidad biológica de embalses y grandes ríos. Su presencia es ya abundante en nuestras aguas, y cada vez son más los aficionados que destinan a esta especie sus jornadas. Su potentes picadas y los grandes tamaños que pueden alcanzar algunos ejemplares la convierten en una especie muy interesante a nivel deportivo.

La pesca de la lucioperca a vertical puede realizarse durante todo el año, si bien serán los meses de primavera en que se muestren más activas y moviéndose a menores profundidades, condiciones ideales para facilitar su captura.

¿Cómo practicar esta modalidad?

Armados con nuestra sonda y el pato, el primer objetivo del día será localizar los peces que se encuentran en actitud de caza, para ello nos desplazaremos lentamente por la zona elegida vigilando al detalle nuestra sonda, ya que será esta herramienta la que nos indicará con total confianza en qué lugares se encuentran cazando las luciopercas.

Una vez nos encontramos justo encima de los peces, dejaremos caer con sutileza nuestro señuelo, vigilando la sonda y posicionándolo a menos de un metro del animal, lugar donde lo pararemos y le impartiremos el movimiento adecuado que de acción al señuelo.

En esta corta distancia el uso de la sonda será fundamental, ya que podremos despertar el interés por nuestro señuelo, ver cómo se comporta el depredador a tiempo real y afinar del todo nuestra presentación.

Si el pescador ha actuado correctamente la lucioperca pronto se sentirá interesada, y con un poco de saber hacer y experiencia podremos provocar la esperada picada.

La elección del señuelo: un aspecto fundamental

Para la práctica de esta modalidad utilizaremos prioritariamente señuelos blandos como vinilos, diferenciando según el tipo de cola que posean, ya que ésta realizará una acción única y diferente del resto. Podremos elegir entre colas “paddle”, “curly” y “jerk” siendo estas últimas las de mayor efectividad para este tipo de jornadas.

“Stinger Hook”, un accesorio indispensable

Si bien generalmente la pesca con vinilo se realiza con un anzuelo y una cabeza plomada tradicional, los pescadores de Anglers nos sugieren un montaje más natural y evolucionado, basado en el uso de cabezas plomadas libres unidas a un anzuelo triple mediante un pequeño terminal de acero, este montaje proporcionará mucha más libertad de movimiento a la presentación, así como mayor garantía de que la captura no acabe soltándose del anzuelo.

Encontrado el patrón, llegan las capturas

Un vez los pescadores encuentran la combinación ideal de profundidad, señuelo y acción, las capturas se empiezan a suceder, la sonda nos indicará en todo momento hacia dónde se mueven las luciopercas, el pescador solamente tendrá que seguirlas, presentar su señuelo, y disfrutar de la potencia en picada de estos fotogénicos ejemplares.

YouTube video