fbpx

Pesca uno de los monstruos de Guadalajara, una enorme carpa de casi 20 kilos en el embalse de Buendía

Este pescador madrileño se hizo, hace unos días, con una enorme carpa en el embalse de Buendía, en la provincia de Guadalajara, en una jornada de tremendo calor.

El pescador, con la carpa. © P. M.
El pescador, con la carpa. © P. M.

El pescador Julián Martínez Fuerte, natural de la localidad madrileña de Alcalá de Henares y perteneciente al equipo de cebos de Larabaits, pescó hace unos días una enorme carpa de casi 20 kilos de peso en el embalse de Buendía, situado entre las provincias de Guadalajara y Cuenca, a una profundidad de 17 metros.

Martínez, junto al equipo de Larabaits, se desplazó hasta el citado lugar a pesar del calor reinante en aquella jornada. Después de llevar varias horas sin recibir una picada, finalmente saltó la alarma de una de las cañas.

Así sacó Julián a la carpa: lo más difícil, la lucha a esa profundidad

En cuanto sonó la alarma, la alegría inundó a los miembros del equipo: «Hacía muchísimo calor, los peces no los encontrábamos en profundidades más bajas y aposté por poner una postura a esa altura en una zona que me marcaba un escalón de piedra, haciendo un cebadero de semilla y de bola de speed secret, con una bola y montaje de Larabaits», explica el pescador a la redacción de Jara y Sedal.

La lucha fue «bastante fuerte» hasta que pudieron dejar al ciprínido sin fuerza y sacarlo a la superficie: «Fue una lucha de unos 20 minutos, ya que estaba clavada desde la orilla, pero al tener tantos metros de profundidad tuvimos que salir con la barca a por ella», señala el pescador.

«A esas profundidades, desde la orilla, es muy difícil hacerse con un pez de estas características. De la guerra que nos estaba dando, tuvimos que lucharla desde la barca», vuelve a recordar el pescador, que utilizó unas cañas Sonik de nueve pies, «muy pequeñas» para este tipo de batallas.

Otro enorme barbo capturado por este pescador

pesca barbo
El pescador, con el barbo. © P. M.

Hace unos meses, este pescador madrileño narró a este medio también cómo se hizo el pasado 20 de noviembre con un enorme barbo que capturó en el pantano de Peñarroya, en la provincia de Ciudad Real. «Es mi récord personal de barbo, no había pescado uno tan grande en mi vida, y esta captura supone mucho para mí», confesaba el pescador a esta redacción.