fbpx

Pescan una descomunal carpa en el Ebro con una caña de 10 euros  

Este pescador valenciano acudió al Ebro a practicar el carpfishing, pero olvidó parte de su equipo. Por ello, decidió pescar con una caña de 12 euros, logrando capturar con ella un siluro y una enorme carpa.

carpa
El pescador, con la carpa. © I. M.

El pescador valenciano Iván Martínez, natural de la localidad Albalat de la Ribera y que practica la actividad fluvial en los ríos y pantanos de su región, decidió el pasado fin de semana acudir a aguas del río Ebro. Pero no imaginaba que ese día iba a conseguir capturar uno de los peces más espectaculares de su vida: una carpa de más de 20 kilos de peso en este emblemático escenario para los amantes del carpfishing.

Además, cuenta a Jara y Sedal que la pescó con una caña poco habitual: una Yokozuna de 12 euros, ya que se le había olvidado una de las suyas y tuvo que ‘tirar’ con esta provisionalmente, cumpliendo con éxito la hazaña. También tuvo la oportunidad de sacar un siluro en el día anterior a capturar el gran ciprínido con la misma caña, por lo que la aventura fue doble.

El siluro capturado por Iván. © I. M.

Martínez -que además es DJ conocido como Papero– explica a la redacción de este medio que era la primera ocasión que acudía a pescar a este río y no pudo tener mejor comienzo: «Normalmente acostumbro a hacer salidas a la zona del Júcar, en zonas que tengo muy controladas y en las que sé que hay capturas buenas, pero en esta ocasión fuimos varios amigos a Aragón a ver si conseguíamos una buena carpa», detalla. En concreto, acudieron a una zona del río Ebro ubicada en las cercanías de la localidad de Chiprana, en la provincia de Zaragoza.

Una picada «tremenda» al amanecer

El pescador explica que la picada de la carpa fue «tremenda» y al amanecer: «Fue una sensación que no había notado jamás, en la vida. Me dio una batalla muy grande, no muy larga, porque fue de unos quince o veinte minutos, pero sí muy intensa», explica Martínez sobre la lucho que tuvo con el pez.  

«Fue difícil sacarla porque era la época del desove, y apenas estaban picadoras; solamente a ciertas horas del amanecer o atardecer», expone el pescador.  Como cebo, utilizó dos pellets de Halibut y, también como curiosidad, explica que no los lanzó demasiado lejos de la orilla, sino a escasos metros de ésta.

Otra imagen de la carpa. © I. M.