La presidenta de Extremadura, María Guardiola, participó ayer en el Debate sobre el Estado de la Región que Extremadura y realizó un importante alegato en defensa de la caza y la pesca. Además, anunció una medida estrella de su ejecutivo: la creación de un centro de referencia de la perdiz roja en la región.

La medida está encaminada a la recuperación de la caza menor, pero son muchos los cazadores que no comprenden cómo funcionará cuando sea una realidad. Para aclarar las dudas sobre este tema, Jara y Sedal ha hablado con el presidente de la Federación Extremeña de Caza (FEDEXCAZA), José María Gallardo, quien nos ha arrojado algo de luz sobre este proyecto.

Gallardo ha explicado que, según las conversaciones de FEDEXCAZA con la Junta, con estos centros se pretende abastecer a las granjas de Extremadura de reproductoras de perdiz roja genéticamente puras. Además, también aportarán ejemplares a las sociedades locales de cazadores que lleven a cabo programas de recuperación de la especie.

El centro de referencia de la perdiz roja podrían empezar a operar en 2025

Tal y como la propia presidenta de la Junta avanzó ayer en su discurso, la idea es que este centro de referencia comience a estar operativo desde el próximo año 2025. Para ello, han destinado una inversión de un millón de euros con el objetivo de contribuir a la conservación y la gestión de esta especie tan emblemática para la región.

Ante la cercanía de la puesta en marcha de esta iniciativa, Gallardo ha confesado los deseos del organismo cinegético respecto a esto. «Desde FEDEXCAZA esperamos que estas granjas sirvan para realizar una caza de aprovechamiento sostenible», ha afirmado el presidente.


¿Quieres repoblar con perdices adoptadas? Te enseñamos a hacerlo


Asimismo, ha explicado que «solamente el 3,17% de los cotos de Extremadura son cotos intensivos y entendemos que es una buena noticia que esos cotos puedan obtener perdices de granjas que hayan sido provistas de perdiz roja pura por este centro de referencia que pretende desarrollar la Junta de Extremadura».

Más allá de la gestión cinegética, Gallardo también ha destacado la relevancia de que dichos centros sean un «modelo de explotación agropecuario donde se establezcan técnicas innovadoras en la productividad, en la alimentación mecánica y en que esas perdices sean lo más salvajes posible gracias a la ausencia de contacto con las personas».