PACMA, en contra de la reforma que detendrá el exterminio del arruí