fbpx

Un oso mata a 'Rajoy' y 'Margarita', dos burros, a la entrada de un pueblo asturiano

Los dos burros aparecieron sin vida este miércoles en la parroquia de Pola de Lena, en Asturias. «¿Cuando un oso mate a una persona será cuando la Consejería tomará medidas?», se preguntaba su dueño.
02/05/2019 | Redacción JyS

oso
Los dos burros antes y después de ser devorados por un oso en Asturias. / Facebook

Un oso mató a dos burros a la entrada de Pola de Lena, en Asturias, el pasado 30 de abril. Así lo ha denunciado Nacho, ganadero de la zona y dueño de los animales, que se ha puesto en contacto con Jara y Sedal tras denunciar el ataque en las redes sociales.  
«Margarita y Rajoy muertos», ha señalado el ganadero mostrando a través de Facebook las fotos de los dos burros muertos. «Parece que nos ha vuelto a visitar el oso a pocos metros del pueblo. ¿Cuando un oso mate a una persona será cuando la Consejería tomará medidas? ¿O seguirá diciendo que es su hábitat natural?», denunciaba en una publicación que sido compartida decenas de veces.
Algunos usuarios de las redes sociales no creen que haya sido un oso el culpable del ataque y muerte de los burros. Otros, sin embargo, se solidarizan con el ganadero: «Qué pena Nacho, no se puede tener nada, los ganaderos somos trabajadores de tercera», se lamentaba un compañero. «Cuando se canse todo el mundo y nadie crie animales, ya les darán de comer los animalistas y los políticos a la fauna salvaje», añadía otro.

Sobre ataques de osos a humanos

oso
Los informes dicen que Grigoriyev rescató al oso hace cuatro años. / The Sun

Jara y Sedal ha publicado recientemente ataques de otros plantígrados a humanos, como el de hace unas semanas en el que un oso mató y devoró al cazador que lo rescató. El animal ya había cargado anteriormente contra el hombre en otra ocasión, pero esta vez el desenlace fue espeluznante.
También fue viral la noticia en la que un anciano de 78 años golpeó a un oso en la nariz para defenderse de su ataque o el caso en el que un oso atacó un cazador y le rompió el antebrazo, sufriendo además varias mordidas y arañazos mientras trataba de defenderse del ataque.
Por último, recordamos el ataque de un oso a un arquero que resultó gravemente herido. El accidente ocurrió tras un pisteo precipitado en el que el cazador se vio sorprendido por el animal sin tener tiempo para reaccionar.

Deja una respuesta