fbpx

Muere un cazador atropellado tras parar su coche para revisar el carro de los perros

Jara y Sedal

Un conocido cazador de Monforte (Lugo) detuvo en la tarde de ayer el vehículo en el que volvía a casa de una batida para revisar el remolque de los perros cuando fue alcanzado por un turismo.

16/9/2019 | Redacción JyS

El hombre fue atropellado cuando revisaba el remolque en el que iban sus perros. / La Voz de Galicia

El propietario del antiguo bar Morín de Monforte de Lemos, José Manuel Fernández, falleció atropellado a última hora de este domingo en la carretera vieja de Escairón, según ha informado La Voz de Galicia. El accidente que le costó la vida se produjo a la altura de la parroquia monfortina de Seoane, poco antes de las diez de la noche. En ese momento regresaba a Monforte después de participar en una batida de jabalí en un municipio próximo.

El fallecido viajaba en un vehículo provisto de un remolque en el que transportaba los perros. Al parecer, se detuvo en una zona de escasa visibilidad para comprobar si había algún problema con esa carga. Otro turismo que circulaba en el mismo sentido no se percató de su presencia y colisionó contra el remolque, que como consecuencia del impacto alcanzó al cazador causándole la muerte.

Según detalla el citado medio, José Manuel Fernández era muy popular en el sur lucense y en otros puntos de Galicia por su pasión por la caza. Antes de jubilarse, había convertido el Bar Morín de Monforte en un auténtico centro social alrededor del mundo cinegético. Allí tenía las cabezas disecadas de varios jabalíes gigantescos, muchos de ellos de más de cien kilos de peso, que él mismo había abatido. Era raro el fin de semana que no recibía felicitaciones de cazadores y vecinos por haber cazado alguno de esos jabalíes que en muchos casos eran una pesadilla para los campos. También era extraño el fin de semana que no hubiese comida, cena o reunión de cazadores en su local, ubicado en el barrio del mismo nombre, en la carretera de salida hacia Lugo.