fbpx

Más de 7.000 cazadores y 130 autobuses acudirán al 20M desde Extremadura

El presidente de la Federación Extremeña de Caza, José María Gallardo, asegura que se siente entusiasmado ante la respuesta «masiva» de los extremeños frente a la cita histórica del 20 de Marzo. Fedexcaza pone de relieve el ataque indiscriminado de una parte del Gobierno central contra el mundo rural y en particular contra el sector cinegético al que asegura «están asfixiando».

La Federación Extremeña de Caza ha conseguido movilizar a más de 7.000 cazadores extremeños y 130 autobuses junto con las sociedades locales para participar en la Manifestación del 20 de marzo en Madrid, en defensa de la Caza.

Según han informado hoy desde FEDEXCAZA en nota de prensa, la Federación ha contado además con la ayuda y el compromiso de Asociaciones como Aproca Extremadura, Hornady o la Asociación Armera. En total, 70.000 euros de inversión.

En este sentido, el presidente de la Federación Extremeña de Caza, José María Gallardo, asegura que se siente entusiasmado ante la respuesta masiva de los extremeños frente a la cita histórica de la movilización en Madrid el próximo 20 de marzo. Y recuerda que uno de los principales objetivos de esta manifestación es la defensa del sector cinegético debido a los ataques indiscriminados de una parte del Gobierno central que están asfixiando al mundo rural y en particular a la caza.

Así mismo, entre los principales motivos que llevan a los cazadores a movilizarse en Madrid, es el anteproyecto de Ley de Bienestar Animal con el que según Gallardo «se quiere criminalizar al colectivo y ayudar a que la actividad cinegética vaya desapareciendo. Se busca no sólo acabar con la caza en sí mismo sino crear una mentalidad, un adoctrinamiento cultural que rechace todo aquello que suponga la muerte de un animal», puntualiza.

La protesta del 20 de Marzo, deja clara la postura del mundo cinegético contra la prohibición de la caza de la tórtola, en recuperación desde el año 2013 gracias a la gestión y esfuerzo de los cazadores, la prohibición de usar munición de plomo a partir del próximo año para cazar, la prohibición del silvestrismo (capturar y cuidar en cautividad a pájaros como los jilgueros para su adiestramiento al canto) o la sobreprotección y falta de gestión del lobo. «Por ello, nuestra cita en Madrid es tan decisiva. Pretendemos recuperar todo lo que nos están quitando», enfatiza Gallardo.

Entre las principales quejas de los cazadores destaca también la modificación del Código Penal que castiga con penas de cárcel acciones contra la fauna silvestre al equiparlas con delitos de maltrato animal. O la exclusión de la caza en la gestión y conservación de los Parques Nacionales.

En este sentido, los cazadores extremeños también reclaman participación del sector cinegético en los órganos consultivos en los que se tratan temas que afectan al sector, la promoción, difusión y defensa de la actividad cinegética como herramienta clave a nivel económico, ecológico y social. Y promover una adecuada utilización del término «empatía con los animales» en la Ley de Educación.

En definitiva, el objetivo de la Manifestación de Madrid es para defender y exigir a las administraciones, partidos políticos y ante Europa los derechos y «libertad para cazar y ser lo que somos: cazadores».

El Presidente de Fedexcaza, José María Gallardo puntualiza que la movilización del 20M es contra una gran parte del Ejecutivo de Sánchez y contra las políticas de la Comisión Europea pero no contra el PSOE «porque una cosa es el Gobierno central y otra los gobiernos autonómicos. El de Extremadura, deja claro, es un ejemplo clarísimo de apoyo a la caza».