fbpx

Bea Alcoya, la madre cazadora que explica por qué inculcará la caza a su hijo

La cazadora española Bea Alcoya ha sido la última protagonista del proyecto internacional 'Orígenes de sangre', que difunde los valores del mundo cinegético a través de las redes sociales.

Bea Alcoya

Bea Alcoya, una madre cazadora española, ha sido protagonista de un nuevo podcast del proyecto Orígenes de sangre, encargado de difundir los valores del mundo cinegético a través de las redes sociales. En este vídeo Alcoya explica por qué transmite la caza a su hijo.

«Todos los cazadores de todo el mundo tienen una razón por la que cazan. Necesitamos entenderlo. Bea es de España, donde su padre y su abuelo la criaron para ser cazadora. Ahora está criando a su hijo para que sea un cazador», describe Orígenes de sangre sobre Bea.

«Comencé en la caza cuando tenía seis años», comienza explicando la protagonista del vídeo. «Recuerdo que acompañaba a mi padre y a mi abuelo a la caza de la perdiz y considero que fueron los primeros días de mi vida como cazadora y lo recuerdo con mucho cariño. Ellos fueron mis maestros y todo lo que ellos me han ido inculcando es lo que intento transmitirle a mi hijo: ese amor por el medio ambiente, por el campo, conocer la fauna y la flora, por conocer sus procesos reproductivos… es de vital importancia para todas las personas y para un niño y para que la sociedad entienda el porqué de esta actividad y de su gestión», argumenta Alcoya.

Así define la caza y así se la transmite a su hijo

Alcoya sigue ahondando en el video sobre cómo define la caza y así se la transmite a su hijo: «Mi familia siempre ha comido de la caza y, si tuviera que definirla, me resultaría difícil, porque es un sentimiento, y nunca podríamos dar con la palabra exacta para definir un sentimiento y que la gente entienda lo que tú estás sintiendo. Es la manera más fiel del ser humano para seguir conectado con la naturaleza y de que todo siga su curso».

Una reflexión final

Por último, termina con una reflexión: «La humanidad debe saber que, sin la gestión para conseguir el equilibrio, nada de lo que somos sería posible. La caza, para mí, es mi día a día, es con lo que sueño y con lo que vivo constantemente y así quiero que siga siendo, transmitiendo el amor y la pasión a mi hijo», concluye la cazadora.

¿De qué trata este proyecto y por qué han elegido a Bea Alcoya?

Blood Origins -Orígenes de Sangre– es una organización mundial sin ánimo de lucro que busca transmitir la verdad sobre la caza. ¿Cómo lo hacen? A través de la implementación de proyectos de conservación y la narración de historias como la de Bea Alcoya. Este tipo de historias son sus principales herramientas de aprendizaje y enseñanza para los cazadores de todo el mundo.

Estos relatos buscan cambiar no sólo la forma en que se ve la caza, sino también la forma en que se financian los programas de conservación en todo el mundo de manera más eficiente y efectiva.

«Creemos que nuestras historias tienen el poder de cambiar la perspectiva mundial sobre la caza y la conservación. A través de una narración única de los esfuerzos de preservación de todo el mundo, buscamos mostrar la realidad del mundo cinegético a todas las sociedades», explican en su descripción.

Desde Orígenes de Sangre combinan podcasts, transmisiones en vivo, películas, episodios y contenido corto para mostrar cómo es la caza en todo el planeta. Desarrollan además asociaciones de beneficio mutuo con proyectos de conservación existentes en cada país que visitan, mostrando el efecto diverso y positivo que tiene la caza en esas comunidades.

Los fondos recaudados se utilizan para enriquecer el área y la vida de las comunidades que visitan, con un Modelo de Conservación Directa que le permite ver exactamente dónde, cómo y cuándo se gasta su donación. «Un modelo responsable, ético y quizás lo más importante, visible», definen.

Esta madre ahorra 14.000 euros al año cazando la carne que consume su familia

Esta madre ahorra 14.000 euros al año cazando la carne que consume su familia

Una madre de Gisborne, Nueva Zelanda llamada Tui Mārama Keenan asegura ahorrar 14.000 euros al año cazando y dando de comer la carne de animales silvestres a su familia. Cuando la práctica totalidad de madres van al supermercado a comprar carne para el alimento diario, ésta decidió que no sería como el resto y puso en marcha esta fórmula. Así, cada vez que la mujer de 40 años necesita carne, en lugar de ir a la tienda, coge su escopeta y se dirige a cazarla, una práctica quele ha permitido ahorrar mucho dinero. Te lo contamos aquí.

Otra historia similar: la de Miriam Lancewood

madre caza
Miriam Lancewood. | ABC news

Hace unos años, también fue protagonista en Jara y Sedal la historia de la joven Miriam Lancewood y su compañero Peter, que viven en la montaña y cazan su propia comida. Hace una década prometieron a su familia que se irían a vivir en soledad a las zonas más profundas de Nueva Zelanda y así lo hicieron.

Decidieron hacer del campo, de la recolección y de la caza su forma de vida. Literalmente. En principio iban para un año y se lo tomaron como una nueva aventura, pero tanto se aclimató la pareja al estilo de vida nómada buscando vegetales comestibles y cazando su propia comida, que ya llevan diez viviendo de este modo. Te contamos la historia en este enlace.