fbpx

Agentes rurales de Lleida utilizan drones con cámaras térmicas para localizar jabalíes

Los agentes rurales de Lleida han comenzado a utilizar drones equipados con cámaras térmicas para localizar jabalíes con el fin de reducir su población. Dicen que tratarán de «ayudar a los cazadores» a encontrar a los suidos ante la amenaza de la peste porcina africana.
7/4/2019 | Redacción JyS

jabalí dron
La amenaza del jabalí no es baladí. Su exceso de población es ya un problema prácticamente en toda Europa. / JyS

Los agentes rurales de Lleida han comenzado a utilizar drones equipados con cámaras térmicas desde esta primavera para localizar jabalíes y frenar su sobrepoblación. La medida se ha impulsado ante la amenaza de la peste porcina africana que afecta ya a varios países europeos.
Tal y como ha informado la Asociación Catalana de Productores de Porcino (PORCAT) y recoge Agronews, los agentes rurales de Lleida han comenzado a utilizar este sistema tecnológico con el que poder localizar a los jabalíes e indicar a las cuadrillas de cazadores dónde se encuentran, fundamentalmente en los alrededores de granjas de porcino donde en un futuro pudiera haber problemas. 
Según Lorenzo Ricou, jefe del cuerpo de Agentes Rurales de Lleida, «no podemos bajar la guardia y debemos continuar cazando, abatiendo sobre todo jabalíes que puedan hacer muchos kilómetros para evitar que estos animales lleguen a las granjas de porcino».
Estos drones incorporan una cámara térmica que permite ver a los jabalíes incluso aunque estén escondidos entre la maleza. Además permitirían seleccionar mejor a los ejemplares a la hora de cazarlos y elegir a los que más pesen, que teóricamente son los que más probabilidades tienen de propagar la enfermedad. 

El problema de la sobrepoblación de jabalíes

jabalí dron
El jabalí, en el centro; en los laterales, las heridas de dos de los vecinos atacados por el suido. / Jara y Sedal

La amenaza del jabalí no es baladí. Su exceso de población es ya un problema prácticamente en toda Europa. Accidentes de tráfico, daños en los cultivos agrícolas, propagación de enfermedades o ataques a las personas, son algunos de los problemas que su expansión puede ocasionar. Sin ir más lejos el pasado 23 de marzo se producía en Galicia el ataque más grave de los últimos meses. Ese día, un jabalí «descontrolado y a gran velocidad» hirió a dos mujeres y a un hombre en el municipio de Ponteareas, provincia de Pontevedra. Las tres personas fueron atacadas por el animal, que penetró en una zona de viviendas. Una de ellas, incluso, se llegó a estar grave.
Por otro lado, ya en marzo de 2018 la Comisión Europea pidió ayuda a los cazadores de toda Europa para frenar el avance de la peste porcina africana. Una patología que, de llegar a España, originaría una hecatombe en la economía del sector porcino español, tanto por la mortandad que produciría como por el desplome del comercio y la exportación de productos cárnicos. Además, diezmaría las poblaciones de jabalíes salvajes.

La peste porcina africana, mortal en el 90% de los casos

La peste porcina africana es una enfermedad muy agresiva, cuando infecta a un cerdo o jabalí es letal en el 90 por ciento de los casos. No hay tratamiento ni vacuna eficaz así que los animales mueren con los pulmones encharcados y una hemorragia interna. El sacrificio es la única opción para atajarlo. Jara y Sedal también ha informado en los últimos meses de la situación de la PPA en España.

Deja una respuesta