fbpx

El lobo podría llevar a la extinción a los caballos salvajes de Galicia

Los potros de caballos salvajes representan la principal fuente de alimento para los lobos en aquellas zonas donde aún coexiste con el equino.

Caballos salvajes y lobo ibérico. © Shutterstock
Caballos salvajes y lobo ibérico. © Shutterstock

La población de caballos salvajes se ha reducido a la mitad en Galicia en los últimos 10 años. Si bien hay varias causas que estarían detrás de la contundente caída de la especie como la obligación de colocarles microchips, la de encerrarlos en pastos registrados, las plantaciones de eucaliptos o los incendios, un estudio del CSIC publicado en la revista científica ‘Conservation Letters’ determina que suponen el principal alimento para el cánido.

Tras la reciente inclusión del lobo en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial (LESPRE), que ha supuesto el fin de su caza en España, la población del cánido no para de aumentar y unido al hecho de que el principal alimento de las manadas en zonas donde existen caballos salvajes sean sus potros, según el citado estudio, podría provocar que el lobo fuera la causa que diera la puntilla a la ancestral raza de caballos salvajes que pasa ahora por su peor momento. Esta problemática, ha sido expuesta incluso en medios internacionales como el diario británico The Times, que ha dedicado recientemente un artículo a este hecho.

La Rapa das Bestas, una fiesta con fecha de caducidad

La Rapa das Bestas de Sabucedo es una fiesta que data del siglo XVI. Se realiza el primer fin de semana de julio, cuando bajan del monte a los caballos salvajes para cortarles las crines, desparasitarlos y volverlos a soltar. Sin embargo, cada vez hay menos melenas disponibles.

En 2006, la Rapa de Sabucedo –que reúne cada año a 10.000 personas en una aldea de 35 habitantes- conseguía juntar a 600 caballos de un total de 800 que había en el monte. Este año tan solo se tenía constancia de que hubiera unos 400 en libertad, de los que bajaron unos 200. La caída es todavía más dramática en el conjunto de Galicia, donde los datos oficiales revelan que de los 17.000 ejemplares de 2010 se ha pasado a unos 8.000, menos de la mitad. 

La proliferación del cánido, factor clave en la desaparición de los caballos salvajes

Según el investigador del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) Alejandro Rodríguez, los caballos actúan como atenuadores de las pérdidas de los ganaderos en cuanto a los daños de los lobos, si bien la proliferación del cánido en los montes gallegos es considerada por la Asociación Rapa das Bestas como uno de los factores clave en la rápida desaparición de los caballos salvajes.

«Se come a los potros, los prefiere a los terneros, y como hay cada vez más lobos, empiezan a suponer un serio problema para los caballos bravos», aseguró en declaraciones a El Confidencial el biólogo Santiago Bas, uno de los mayores expertos en caballos salvajes.