fbpx

El CIC hace un llamamiento a los cazadores europeos para ayudar a los refugiados ucranianos

Asociaciones de cazadores de países fronterizos con Ucrania como Hungría se han organizado para dar alimento caliente a los refugiados de la guerra. El CIC ha puesto en marcha una colecta de donaciones para que todos los cazadores europeos puedan ayudar.

Un grupo de cazadores come tras una cacería en Hungría.
Un grupo de cazadores come tras una cacería en Hungría. © Israel Hernández

El mundo de la caza también se ha sumado a la ola de solidaridad con el pueblo ucraniano tras la invasión de Rusia. Tanto es así que las asociaciones de caza de algunos de los países vecinos están trabajando para ver cómo pueden unirse y complementar los esfuerzos humanitarios existentes en sus fronteras con Ucrania.

Por el momento, están diseñando planes para ayudar sirviendo comidas calientes a los refugiados que cruzan la frontera de Ucrania hacia Hungría, Eslovaquia y Rumanía. Por ejemplo, en Hungría se están realizando esfuerzos para que las asociaciones locales de caza y los cazadores establezcan estaciones de distribución de alimentos cerca de la frontera con Ucrania, que sirvan platos calientes a los necesitados.

El Consejo Internacional para la Caza y la Conservación (CIC) ha contactado con Jara y Sedal para dar a conocer una serie de iniciativas puestas en marcha para que todos los cazadores que lo deseen se sumen y puedan colaborar en la ayuda a Ucrania. De esta forma, han estado movilizando a sus organizaciones miembros y socios, y van a facilitar asistencia a las organizaciones de ayuda humanitaria que actualmente coordinan esfuerzos en la frontera. Esto incluye la colaboración con la Organización Nacional de Caza Benéfica (Húngara) (OJV KNP Kft.), con quien recientemente ha firmado un acuerdo de cooperación.

Los cazadores españoles pueden ayudar realizando donaciones

Como parte de la participación de CIC, planean donar alimentos, equipos y materiales para ser utilizados en múltiples estaciones en los tres países mencionados. Por ello ha hecho un llamamiento para que aquellos cazadores españoles que deseen colaborar puedan hacerlo realizando una donación a través del siguiente enlace. Tal y como afirma a Jara y Sedal la responsable de comunicación Gabriella Kanyok: «todos los ingresos se destinarán directamente a ayudar a los desplazados durante estos tiempos difíciles. En aras de la total transparencia, realizaremos un seguimiento de cada céntimo donado».

Desde la organización nos recuerdan que el tiempo es esencial: «estas estaciones de distribución de alimentos se establecerán con efecto inmediato, en colaboración también con las organizaciones no gubernamentales locales que ya están presentes en las fronteras, así como en otros lugares, como los refugios», aseguran.

La participación de CIC en esta iniciativa aumentará a medida que vayan llegando las donaciones, lo que significa que las contribuciones de los cazadores pueden marcar una diferencia real para los necesitados. «De momento ya tenemos mesas, bancos y menaje de cocina, además de comida y refrescos. A medida que recibamos más fondos, podemos aumentar el alcance de la donación», nos comentan. «Cada día son más las personas que cruzan las fronteras. Estas personas necesitan tu ayuda. Por favor, da lo que puedas y corre la voz entre tu familia y amigos», conluyen.