fbpx

Un abuelo de pueblo sorprende con su poesía protesta en defensa de los trabajadores del campo

Este veterano se hace viral en las últimas semanas por lanzar un firme mensaje a las autoridades en defensa del mundo de la agricultura y cómo se esfuerza por sacar adelante la sociedad.

Un instante del vídeo.
Un instante del vídeo.

El mundo rural, la España Vaciada, como la han bautizado desde la ciudad, está cada vez más abandonado. Los numerosos ataques que está sufriendo en forma de políticas como la Ley de Bienestar Animal que acaba de impulsar el Gobierno, están agotando cada vez más la paciencia de sus habitantes. Como muestra, la manifestación que tendrá lugar en Madrid el próximo 20 de marzo, o protestas como la que te mostramos a continuación, realizadas en forma de poema.

El autor de los versos es un abuelo llamado Juan, y hace de ellos una denuncia en la que recopila los grandes problemas de los trabajadores del campo: bajos precios, problemas con la climatología y con las restricciones de agua, problemas burocráticos…

Este es el relato que el veterano agricultor realiza, en palabras literales, en un vídeo que ya se acerca a las 100.000 reproducciones a través de Facebook:

La vida del campesino hay que defenderla más, que trabajan sin descanso y a cambio no piden ná, ellos presentan su mano a lo que les quieran dar. Producen frutos tan buenos y de primera necesidad, tienen la llave del mundo y no son dueños de ná.

Si el campo se uniera todo, quince días nada más, y no cogiera sus frutos para alimentar a los demás, entonces se darían cuenta que vamos todos en el mismo barco y el timón lo lleva el campo y lo puede embarrancar. Cuando esas noches de viento que silban los ventanales y el campesino despierta ¡Dios mío, que el viento pare!, porque los frutos del campo los arrasan los vendavales.

Cuando esas noches de enero, el cielo muy despejado, el viento se queda en calma, el campesino no duerme porque ya piensa en la helada. Al otro día siguiente muy temprano se levanta, para recorrer el campo a ver los daños que tiene: ¡Dios mío, el viento ya nos dio el palo, arrasa con todo la helada! ¡Se han helado los aguacates, los tomates y las papas!

El campo lo sufre todo: viento, sequedad y helada. Y cuando llega el verano, que algo podemos criar, nos quieren cortar el agua. Estamos desesperados, no sabemos lo que hacer. Mando este mensaje al espacio si alguien lo puede coger y defender este sector que tanta falta nos hace y está tan discriminado.