fbpx

Esto es lo que debes hacer si encuentras una liebre o un jabalí muerto

Te indicamos cómo actuar en caso de que te encuentres un jabalí o una liebre muertos en el campo. La lucha contra la mixomatosis y la peste porcina africana es cosa de todos.

Javier Fernandez-Caballero

Aunque las directrices que mostramos a continuación pertenecen a una infografía realizada por el MAPAMA en colaboración con el Fondo Europeo de Desarrollo Rural y el Gobierno de Castilla-La Mancha en 2019, por desgracia siguen estando de actualidad. En ellas se indica cómo actuar en caso de encontrar un jabalí o una liebre muertos en el campo, para ayudar en la lucha contra la peste porcina africana y la mixomatosis, respectivamente.

La información ha sido estructurada en dos partes en las que se indica a la perfección cómo actuar en caso de que se observen los siguientes síntomas.

Mixomatosis en liebres

liebre mixomatosis
Liebre con mixomatosis en Zamora. / YouTube

El hallazgo de conejos o liebres enfermos o muertos, en los que se observen los «mixomas» o tumores fácilmente distinguibles en la cabeza, especialmente en ojos, boca y orejas, pero también cerca del ano y los genitales se considerará sospecha de presencia de mixomatosis. Es frecuente verlas muy delgadas y desorientadas, siendo capturadas muy fácilmente.

En ese caso, es importante avisar a los agentes medioambientales de tu comunidad. Indica la localización y todo aquello que consideres de importancia: número de afectados, lugar en el que se han encontrado… además de alguna fotografía.

Peste porcina africana

graban primer jabali con peste porcina africana
Jabalí probablemente afectado por PPA grabado junto a un arroyo. / Facebook

La peste porcina africana (PPA) es una enfermedad viral infecto-contagiosa que afecta a los cerdos domésticos y jabalíes, pero que no afecta a las personas. Es complicado encontrar jabalíes enfermos o muertos en el medio natural por una causa que no sea la caza, colisión con vehículos, incendios forestales, inundaciones, nevadas y heladas extremas o largos periodos de sequía, que puedan haber provocado falta de alimento o agua, o muerte por frío.

Por lo tanto, cuando no sucedan estas situaciones y veamos un jabalí con comportamiento anormal o jabalíes muertos, sin disparos u otras lesiones en charcas, arroyos y comederos, podría ser una sospecha de que padece una enfermedad.

La detección en la misma zona y de forma simultánea de jabalíes que muestren un comportamiento anormal o estén muertos, será considerada motivo adicional de sospecha.

En el caso de un jabalí enfermo, hay que contactar también con los agentes medioambientales. Si tienes la oportunidad de cubrir el cadáver con una lona o plástico, hazlo para que otros jabalíes o aves necrófagas no puedan tener acceso a él.