fbpx

Los cazadores se vuelcan en la lucha contra el cáncer infantil

Un cazador vallisoletano organiza un encuentro de aficionados a la actividad cinegética para recaudar fondos en la lucha contra el cáncer infantil. La iniciativa fue todo un éxito.

Edu Pompa

Jesús Mozo Pereira, un apasionado cazador vallisoletano de 45 años, decidió organizar el pasado domingo en el municipio leonés de Valderas un encuentro de cazadores contra el cáncer infantil. La cita fue todo un éxito: «Participaron 45 escopetas y recaudamos 1.220 euros», cuenta Jesús a Jara y Sedal.

Mozo es la segunda vez que organiza un encuentro de estas características. El año pasado, aunque con menor participación, consiguió juntar 420 euros que fueron donados a la Asociación Española Contra el Cáncer. Según cuenta el propio organizador, «todo comenzó porque la hija de una amiga de la pandilla del pueblo de toda la vida tuvo cáncer. Lo pasó muy mal pero al final lo superó. Eso me hizo darle vueltas a la cabeza. Quería hacer algo para ayudar a los niños que sufren esta enfermedad».

Las empresas del sector se volcaron con la iniciativa de Jesús

«Muchas empresas se han puesto en contacto entre ellas para donar lo que podían. Otras, aunque se enteraron tarde, también aportaron su granito de arena. Fue increíble», relata este apasionado a la caza menor con perro.

Inicialmente dice que pidió opinión a las personas que participaron el año pasado. «Dijeron todos que sí. Que lo organizara de nuevo. Al final hubo 45 participantes, todos los que caben en el coto. No teníamos espacio para meter más gente. Hemos tenido que decir que no a otras 40 o 50 personas. Incluso algunos me llamaron el sábado para ver si se había caído alguien y poder asistir», relata sobre la jornada a modo de ‘campeonato’ que se desarrollo con codornices y en la que participaron cazadores de renombre como el madrileño Fernando Del Campo, dos veces campeón de España de Caza Menor con Perro, o Juan Carlos Peris, campeón en pruebas con podencos ibicencos y vencedor en el encuentro.

El dinero recaudado este año fue donado a Sonrisas Sin Cáncer

«Este año hemos buscado nuevas asociaciones para donar», nos cuenta Jesús Mozo sobre el destino que han dado al dinero recaudado. «La gente que trabaja en Sonrisas Sin Cáncer, la inmensa mayoría, son familiares de niños que lo han pasado o lo están pasando y todo el dinero que se entrega va íntegramente a luchar contra el cáncer infantil», relata sobre la entidad con la que han colaborado. «Estuvieron con nosotros el domingo y se mostraron entusiasmados. La verdad es que son encantadores», dice Mozo sobre los responsables de la asociación que acudieron al encuentro de cazadores del pasado domingo.

Por último Jesús ha querido destacar que los cazadores «somos los primeros que ayudamos». «No hay más que ver cómo se han volcado muchos cazadores en sus pueblos contra el COVID-19. Solamente nos atacan cuando algún descerebrado hace algo mal, pero no se acuerdan de nosotros cuando desarrollamos iniciativas de este tipo», argumenta.

Cartel del evento organizado por Jesús Mozo.