fbpx

Podemos pide aprobar «de una vez» la Ley de Derechos de los Animales incluyendo a los perros de caza

La realidad es que a día de hoy, casi cuatro meses después de la presentación del anteproyecto, el texto aún no ha iniciado su proceso de tramitación.

El diputado López de Uralde. © Congreso

El coordinador federal y diputado de Unidas Podemos Juantxo López de Uralde ha presentado una batería de preguntas al Gobierno con la intención de «desbloquear de una vez la futura Ley de Bienestar Animal». Entre éstas, ha registrado una iniciativa dirigida al Ministerio de Agricultura debido a la «urgencia por desproteger a los perros explotados en cacerías».

El diputado morado ha usado su partido de reciente creación, Alianza Verde, para plantear estas cuestiones. Uralde considera que la consulta pública de la Estrategia Nacional de Gestión Cinegética «pretende plantear cuestiones carentes de cualquier carácter científico como la exclusión de los perros explotados en cacerías de un rango de protección adecuado, como podría ser la futura Ley de Protección de los Animales».

López de Uralde considera que este documento está hecho «a medida de los lobbies» de caza. Señala al Ministerio de Agricultura por sus «constantes bloqueos de un Anteproyecto llamado a homogeneizar las normas autonómicas en un marco básico de protección animal». Por otro lado, Alianza Verde ha pedido investigar el «supuesto posicionamiento del Comité Olímpico Español (COE) a favor de la desprotección de animales a nivel normativo».

Una Ley rechazada por la comunidad científica

Lo que Uralde ha obviado en su planteamiento es el Anteproyecto de Ley de Protección y Derechos de los Animales presentado por el Gobierno no solo ha generado malestar entre los propietarios de mascotas o los cazadores. También ha sido rechazado por la comunidad científica, los veterinarios, el sector deportivo o el mundo rural en general, sino también en el ámbito del propio sector industrial de los animales de compañía.

La realidad es que a día de hoy, casi cuatro meses después de la presentación del anteproyecto, el texto aún no ha iniciado su proceso de tramitación y, por delante, tiene una gran manifestación del mundo rural el próximo 20 de marzo que paralizará las calles de Madrid.