fbpx

«Con la ley animalista es más fácil eutanasiar a una persona que a un animal», según Mª Luisa Fernández

María Luisa Fernández, consejera del Consejo General de Veterinarios de España, criticó durante una reunión celebrada en Madrid que la ley animalista haya excluido a los veterinarios en la toma de decisiones en cuestiones como la eutanasia.

eutanasia
© Shutterstock
Autor: Edu Pompa
Publicado: 20 de octubre de 2022 / Actualizado el: 2022/10/20 - 11:47

En un desayuno informativo celebrado este martes y organizado por Fundación Artemisan, científicos, profesionales veterinarios, ingenieros de montes e ingenieros agrónomos mostraron su oposición a la ley animalista promovida por el Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030, al haber sido elaborada sin seguir criterios técnicos ni científicos y al no haber contado para su redacción con los sectores afectados.

Una de las intervenciones que más impacto causó fue la de la consejera del Consejo General de Veterinarios de España, María Luisa Fernández, que insistió en que la participación de los veterinarios es imprescindible en la elaboración de la ley, por sus conocimientos técnicos y científicos y porque son el eslabón más cercano a la ciudadanía y a sus mascotas.

Fernández recordó que el texto «no permite» el sacrificio de animales «si existen tratamientos paliativos». «La prohibición de no sacrificar animales enfermos nos lleva a una paradoja: si un propietario es incapaz económicamente de asumir el tratamiento de su animal de compañía, ¿vamos a dejar al animal sufrir durante el resto de su vida? ¿Eso no implica que está muy cerca del maltrato?», añadió.

Ante la pregunta de uno de los periodistas presentes que recordó la aprobación de otra ley polémica, la de la eutanasia, la consejera reconocido que con la ley animalista habrá más trabas para eutanasiar a un animal que a una persona.

Extracto del Proyecto de Ley de Bienestar Animal.

«Da la sensación de que es más fácil hacer la eutanasia a una persona que a un animal, tal y como está la normativa», añadió. Y resaltó las contradicciones del texto con el siguiente ejemplo: «Vamos a imaginar el caso de un perro con una cardiopatía rítmica que necesita un marcapasos. Ese marcapasos le cuesta al propietario dos mil o tres mil euros. Pero han eliminado el criterio técnico del veterinario con esta ley».

YouTube video

Síguenos en