Cazan un portento de jabalí en un lance épico

Comparte con tus amigos










Enviar

El pasado 10 de noviembre, en una de las batidas de la cuadrilla de La CoruñaTocando no Rastro, un tremendo jabalí protagonizó una ardua y dura lucha con los perros. Los cazadores nos cuentan cómo lo abatieron.

1/12/2019 | Redacción JyS

jabalí
El tremendo jabalí junto a la cuadrilla. / J.A.

El cazador gallego Javier Abeleira Viña, perteneciente a la cuadrilla de caza mayor ‘Tocando no Rastro’, en La Coruña, abatió el pasado 10 de noviembre un descomunal jabalí que alcanzó a seis de los perros de la rehala participante. Aquel día «salimos, como cada fin de semana, con nuestros perros hacia el coto», comienza relatando el joven. «El tiempo no ayudaba mucho, pues ese día caía agua a mares y un viento bastante fuerte, pero ahí estábamos, con la ilusión que nos caracteriza de coger algún rastro de la noche y poder dar con el encame de algún jabalí», explica.

Sobre las 11:00 de la mañana cortaron un rastro de un animal «que parecía tener buena pisada» y enseguida supieron que se trataba de un buen macho. «Después de seguir su pista durante hora y media, más o menos, dimos con la entrada de éste en una mancha bastante grande y tupida donde sabíamos que si estaba dentro no sería un lance fácil, pues este tipo de machos adultos suele defenderse muy bien de los perros», sigue explicando.

jabalí
Las tremendas defensas del animal. / J.A.

A continuación se dispusieron a cerrar la mancha para ver si había salido por algún lado, pero no: «Todo indicaba que estaba allí», relata Javier. Entonces se dispusieron a coger los perros para la suelta mientras su jefe de cuadrilla colocaba las doce posturas que tenían para ese día: «Normalmente somos más, pero solo los más atrevidos salen con ese mal tiempo», dice en tono jocoso el joven.

Todo estaba listo y como en cada suelta que hacen, la emoción estaba a flor de piel. «Soltamos los perros en la entrada y después de 10 minutos latiendo el rastro de encame, se sintió un gran parado de los perros: allí estaba», relata Javier. El jabalí empezó a repartir golpes dentro de la maleza donde los canes y el gran macho se enzarzaron hasta que este último tuvo que arrancar del encame: «Los perros latían muy fuerte hacia los puestos y otro se quedó parado en el lugar del jabalí. La cosa no pintaba bien. Volvieron a arrancarlo y ahora sí que se escucharon dos disparos. Entonces, un compañero nos comunicó que ya había caído», exclama alegre el cazador como si todavía estuviese viviendo el momento.

Jara y Sedal y Sighmark premiarán las mejores historias de caza de noviembre

¿Has cazado algún animal destacable, curioso o piensas que el lance fue único? Pues Jara y Sedal puede premiar tu historia gracias al concurso que acaba de lanzar con Sightmark y la página de Monterías en España. Si tu historia es elegida, puede que ganes un visor de caza, uno de tipo ‘punto rojo’, un termo de café ¡u otros muchos premios!

Para optar a ellos solo tienes que enviarnos un email a info@revistajaraysedal.es, o un mensaje privado a cualquiera de nuestras redes sociales contándonos tu mejor historia de caza mayor y adjuntar las fotos de ese día y tu número de teléfono. No tiene por qué ser el relato de un trofeo medallable, aunque se valorarán aquellos extraordinarios, curiosos o llamativos a los que les acompañe una buena historia. En este enlace te contamos cómo puedes participar.

Comparte con tus amigos










Enviar

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here