Kleiner münsterländer, el gran perro de caza que casi nadie conoce en España

Comparte con tus amigos










Enviar

A continuación presentamos una raza de perros poco conocida en España, pero con grandes aptitudes para la caza. Se trata del kleiner münsterländer. Rafael J. Hernández, uno de los pioneros de su cría en España, nos habla de ella.

16/8/2019 | Rafael J. Hernández

Kleiner Münsterländer. / zooplus.de

El kleiner münsterländer es un perro de caza puntero alemán poco difundido fuera de Alemania. Proviene de la provincia de Münster, aunque a finales del siglo XIX comienza a extenderse por Europa y América del norte, en países como Francia, Holanda, Polonia o Estados Unidos.

Se trata de una excelente raza de perros alemanes de caza muy polivalente: no sólo muestra piezas de pluma y pelo sino que también cobra en terrenos llanos, enmarañados y en aguas profundas. Es un perro inteligente, sociable, equilibrado, leal, afectuoso, fácil de adiestrar y que aprende con facilidad. Además, en muchos sitios se usa como perro de caza de jabalí al salto, como perro de sangre o rastro, no teniendo miedo a nada, aunque su verdadera pasión es la pluma. Concretamente es con las becadas donde se muestra en todo su esplendor, su recorrido no es tan amplio como las razas británicas, pero sus paradas y guías son firmes. Además es un perro que en la caza no pierde el contacto con su guía, formando un gran equipo con el cazador.

Su carácter noble, fiel, alegre, cariñoso, afectuoso y atento con las personas y sobre todo con los niños, le hace ser muy buen perro de familia, muy sociable, lo que le da un matiz muy especial.

Como bien dice un amigo francés, es un perro que tiene el carácter de un Spaniel Bretón y la fuerza e ímpetu en el campo de un Drahthaar o Braco Alemán. Como buen Alemán es un poco cabezota, con gran temperamento, aunque equilibrado y hace gala de su carácter estable y aprende con facilidad.

Es un perro perfecto para la caza de la pluma. /Rafael J. Hernández

Estándar de la raza según FCI  Nr. 102 

Altura a la cruz: de 52 a 56 cm.
Peso: 18 a 22 kilos.
Capa: marrón y blanca jaspeada.
Aptitudes: perro de muestra.
Clasificación general: razas de perros medianos.
Clasificación según la FCI: Grupo 7. Perros de muestra > Perros de muestra continentales.

Origen

Se cree que el pequeño münsterländer –como también se le conoce– desciende del spaniel francés o del epagneul bretón, aunque no se puede asegurar. Lo que sí sabemos es que es un perro de muestra alemán que se ha utilizado durante siglos en la caza con escopeta y con red. En el siglo XIX, existían en el país una gran variedad de perros de muestra de diferentes tamaños y tonalidades diversas y, hacia 1870, los cinófilos germánicos decidieron fijar las características de cada uno. Los criadores de Münster empezaron a criar sus epagneuls como raza distinta y a raíz de cruces con perros de muestra alemanes de pelo largo, nacieron el gran münsterländer y el pequeño münsterländer.

Comportamiento

El kleiner münsterländer es sociable, equilibrado, alerta, leal, afectuoso y siente un gran apego por su familia. Es inteligente y fácil de adiestrar, siempre y cuando el dueño se muestre firme y coherente durante su educación. Le gusta nadar y caminar.

Aspecto

El pequeño münsterländer es un perro de proporciones equilibradas, de cuerpo fuerte y armónico y pecho bien descendido y amplio. Tiene la cabeza ligeramente arqueada, el stop poco marcado y el hocico largo y recto. Sus orejas, implantadas altas, son anchas y las lleva bien pegadas a la cabeza. La cola es de longitud mediana y está cubierta de flecos. Tiene un pelo liso, apretado, de longitud mediana y levemente ondulado que es de color marrón y blanco jaspeado.

Cuidados específicos del kleiner münsterländer

El kleiner münsterländer necesita un dueño que le pueda dedicar tiempo, que juegue con él y que lo saque a dar largos paseos, haga el tiempo que haga. También sería ideal que pudiese campar a sus anchas por un jardín.
Su pelo es fácil de cuidar, basta con cepillarle cada dos o tres días y con más frecuencia en épocas de muda. También es recomendable inspeccionar los ojos y oídos a menudo para comprobar que el perro no ha cogido ninguna infección.

Salud

Durante años el kleiner münsterländer ha tenido una cría muy selectiva por lo que la raza no presenta enfermedades hereditarias graves. Existe una baja incidencia de cataratas y de displasia de cadera.

Historia

La historia del pequeño munsterlander comienza como lo hace la mayoría de las razas de pelo largo puntero, con perros de caza que habían estado en el noroeste de Europa durante siglos. Entraron por una variedad de nombres y vinieron en una variedad de tamaños y colores. Fueron generalmente utilizados para rastrear y recuperar la caza menor. En los páramos y en los pantanos de la región conocida como la llanura de Münster, fueron llamados spion, spannjer o wachtelhund.

Según Edmund Löns, quien escribió un libro sobre la raza en 1912, el valor real de un perro estaba en el trabajo después del disparo, ya que cualquier pieza de caza no recuperada era un plato menos en la mesa, o peor aún: menos dinero en el bolsillo.

Este tipo de caza de supervivencia sobrevivió hasta principios de 1800. A mediados de siglo, una clase media emergente y un cambio en la actitud y las prácticas de los cazadores propició que surgieran nuevas razas de perros y estilos de caza. Setter y pointer fueron importados de Inglaterra y varios epagneul de Francia.

Los cazadores locales mezclan estas razas con perros locales, por lo que nuevas variedades comenzaron a surgir. Con el tiempo, los más grandes se convirtieron en lo que sería la base del indicador de pelo largo alemán y las razas grosser münsterländer en Alemania, y los drentsche patrijshond y stabyhoun en los Países Bajos. Las variedades más pequeñas, por otra parte, nunca se pusieron de moda. A finales del siglo 19, muy pocos de la pequeña Spionnen permanecieron. De hecho, la mayoría de las personas los consideran extintos. Luego, en 1906, fueron re descubiertas.

kleiner münsterländer
El kleiner münsterländer también se emplea en la caza mayor.

Alrededor del año 1900, Edmund Löns y el poeta Hermann Löns, que fue un gran deportista con un gran interés en los perros, desarrollaron un interés en una raza de conocida como el Roten Hannoverschen Heidebracke –perro rojo brezo de Hannover–, que también se cree que estuvo cerca de la extinción. Edmund quería averiguar si había algún ejemplar vivo en Alemania, por lo que publicó un anuncio en una popular revista deportiva pidiendo a cualquier persona con información sobre la raza ponerse en contacto con él. El anuncio debió producir algunas pistas, pues se dice que Edmund y su hermano Hermann viajaron a través de la  Baja Sajonia (Alemania noroccidental) en su búsqueda. Lo que encontraron, sin embargo, no fue el perro rojo brezo de Hannover, sino el Spion; el pequeño perro de pelo largo, perro de muestra considerado por muchos extinguido por entonces.

Resulta que el spion había sobrevivido en unas pocas granjas aisladas en la región de Westfalia. Según Edmund Löns, Heitmann -uno de los criadores- había estado manteniendo su línea de spions desde 1877 e incluso había utilizado el perro de pelo largo alemán puntero de vez en cuando, manteniendo sólo aquellos cachorros que tenían rasgos del spion. En 1911, Löns encontró otra línea de perros con las mismas características en la zona de Dorsten, una ciudad de Westfalia. Los perros de Dorsten  tenían realmente  las mismas fuentes que los perros de Heitmann, pero no se había cruzado con ellos durante muchos años. Así Löns y Heitmann los utilizaron para reforzar la línea Heitmann, y viceversa.

Aunque no había diferencias en las dos líneas, los perros Dorsten tendían a ser con manchas blancas y de color café. El color ruano visto en la raza hoy llegó un poco más tarde. Fue el resultado de los primeros cruces de perros de pelo largo alemán punteros y, como veremos, británicos.

Podio de campeonato de caza práctica en Francia. /Rafael J. Hernández

Selección y mejora genética

Algunas fuentes afirman que el kleiner münsterländer ha sido una raza pura durante más de 500 años. La evidencia indica claramente lo contrario; solo se ha reconocido desde el año 1900, hasta hace muy poco, y recibió mezclas de sangre de otras razas.

Ya en 1904, se especuló que el pequeño munsterlander era en realidad una variedad local de la Bretaña o, al menos, un descendiente de los perros franceses traídos a Westfalia a principios de 1800 por los soldados del ejército de Napoleón. Edmund Löns había servido en el ejército alemán en Francia durante la Primera Guerra Mundial, por eso también se sospechaba que había criado perros franceses en sus líneas. Pero Löns siempre sostuvo que el pequeño munsterlander era una raza pura y que había existido durante siglos. Sin embargo, en una edición recientemente revisada y ampliada de Der Heidewachtel, Kleiner Münsterländer Vorstehhund oder Spion, un libro que Löns escribió en 1922, Elizabeth Brand-Böhmer, un amigo cercano de Lons, describe sus intentos de desarrollar el escudo ruano marrón en el pequeño munsterlander.

Parece que Löns habín intentado cruzar al perro de pelo largo alemán punteros, pero nunca estaba satisfecho con la altura de la cruz que de los perros: eran demasiado grandes y lentos. Entonces, un día en 1918, vio a un perro pequeño -ruano marrón- en el carro de un trapero cerca de su casa. Löns inmediatamente lo reconoció y se ofreció a comprarlo en el acto. El propietario se negó, pero Löns persistió. Incluso fue detrás de él para observar secretamente al trapero y a su perro en el páramo local. Löns observo que el perro se sentaba en el carro y luego saltaba para ir de caza. Su ritmo rápido, nariz alta y punto sólido le impresionó enormemente.

De alguna manera Löns finalmente compró el perro e incluso registró en el Libro de Orígenes al pequeño münsterländer. Poco después lo utilizó para criar y  los cachorros que salieron eran ruanos marrones. Löns dijo a los miembros del club que la capa se debe a una mutación genética. Más tarde cambió su versión y afirmó que se trataba de un cruce con perro de pelo largo alemán puntero. Inevitablemente, Löns fue criticado por sus prácticas de crianza, y después se mantuvo en silencio sobre el tema. Él sin embargo confesó todo al menos a una persona, Elizabeth Brand-Böhmer. Löns le contó la historia del trapero, pero le pidió que no lo revelara hasta después de su muerte, y así lo hizo en 2006, después de haber mantenido el secreto durante casi 40 años.

El nombre

Antes de la creación de un club de raza unificada en la década de 1960, la raza obtuvo dos nombres. Para el club dirigido por Edmund Löns, fue el de heidewachtel. Para los miembros del otro club fue el kleiner münsterländer vorstehhund o el braco pequeño münsterländer. Otros nombres usados en ocasiones eran spion o spannjer.

Hoy día en Alemania el nombre oficial de la raza es kleiner münsterländer. En los países de habla inglesa, la raza se llama el small münsterländer, a menudo abreviado como SM. Curiosamente, la raza todavía se llama Heidewachtel en los Países Bajos.

Agradecimientos

Me gustaría dar las gracias a las personas que me han ayudado a conocer más a los pequeños münsterländer y han hecho posible este artículo. En primer lugar a  mi familia por aguantarme y entender mi pasión por la raza, su aguante y su ayuda cuando tengo camadas.   

En segundo lugar a mi amigo Peio Urrutia, afijo De Doneztebe, por su paciencia, amistad, explicaciones de la raza al ser un enamorado de la misma y su dedicación para conmigo y, sobre todo, gran persona al dejar que su perro Argi De Doneztebe cubriera a mi perra Florlulú. 

A Magali Boulanger-Billaul por su amistad y seguimiento de mis perros desde Francia. 

No me puedo olvidar de Luis Fuentes Maestro de Casa Ato y Gonzalo García de Locura Kennel  por enseñarme lo que es la caza práctica y entrenar a mi perra Blanc de Rj de Fresno.

Más información

Club principal de la raza en Alemania           www.kleine-muensterlaender.org

Club Francés                                                  www.cfeml.com

Club Norte América                                         www.klm-gna.org

Kleiner münsterländer, el gran perro de caza que casi nadie conoce en España
4.7 (93.33%) 6 voto[s]
Comparte con tus amigos










Enviar

1 Comentario

  1. Hola, me gustaría poseer un cachorro de esa raza Kleiner Münsterländer. Soy cazador de caza de pluma y he tenido diferentes perros de diferentes razas, braco alemán, pointer inglés, brittany spaniel, setter irlandés entre otros. Desearía incursionar con esta raza. Favor ponerse en contacto conmigo. Gracias.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here