fbpx

Caza en Badajoz un jabalí de 172 kilos, uno de los más grandes de Extremadura

Este cazador abatió hace unos días un jabalí con un espectacular tamaño en una espera por daños. Curiosamente sus colmillos eran diminutos.

El cazador, con el jabalí abatido. © C. F.

El cazador Juan Carlos Feria, natural de la localidad de Zafra (Badajoz), abatió el pasado 22 de julio uno de los jabalíes (Sus scrofa) más grandes que hemos publicado esta temporada en Jara y Sedal. Se trataba de un tremendo macareno de 172 kilos de peso que abatió durante una noche de espera por daños agrícolas en la zona.

Feria ha narrado a este medio todos los detalles del lance, acaecido sobre la medianoche: «Era un guarro impresionante, pero no ha tenido nada de trofeo, que es lo que me llama la atención», comienza explicando el cazador. «He visto ese y otro más grande, cerca del mismo sitio, pero aquel día pude hacerme con este animal. Es, sin duda, increíble por su volumen», manifiesta el cazador.

Así cazaron a este enorme jabalí

Tenía controlados varios puestos. El cazador explica a esta redacción que tenía visto dos sitios buenos y fue a ver primero los pasos que tenía controlados: «Cuando llegué a ese lugar, sabía que estaba bien tomado y el guarro estuvo 45 minutos ribera arriba y ribera abajo. Lo escuchaba partir palos, saltar al agua para un lado y para otro… y al final fue un lance muy bonito, porque el animal me dio dos segundos de oportunidad. Salió fuera de la ribera y fue verle la sombra y, en cuanto la observé, ya se estaba metiendo otra vez y disparé y me quedé con él», explica sobre el momento culmen del lance.

Otra imagen del jabalí abatido. © C. F.

Un certero disparo en el codillo. En el momento del disparo, el cazador tuvo poco tiempo de reacción porque el animal hizo ademán de irse, por eso apuntó en el codillo y cayó prácticamente en el mismo sitio.

Pasó un «calvario» para montarlo al vehículo. Una vez abatido el animal, el cazador narra que pasó «las de Caín» para cargar el jabalí al vehículo. «Estaba solo, y para cargarlo en el coche me vi negro, porque tuve que abrazarlo incluso para elevarlo. Pude entrar el coche hasta el lugar, porque era una siembra que linda con una ribera… pero luego fue una odisea cargarlo», explica.

El equipo utilizado. El cazador utilizó un rifle Browning Bar 2 en calibre .30-06 con bala Remington Accutip de 165 grains.

8 trucos para realizar una espera de jabalí en siembra con éxito

Un cazador aguarda a un jabalí en una siembra. © Angel Vidal

Con la llegada del verano, el aficionado a los aguardos de jabalí acostumbrado a las esperas en el cebo se encuentra un poco desubicado. Al existir mayor disponibilidad y variedad de alimento las entradas al maíz suelen ser más inciertas y la dependencia de los guarros es mucho menor, salvo excepciones. Lo normal es que en esta época tomen el panizo con poca ilusión, sin formalidad, a deshoras o que incluso lo desdeñen absolutamente. Hay esperistas que incluso renuncian a los cebaderos hasta que las cosechas no se recogen y anhelan volver a tener que abrigarse por las noches, señal de que el otoño está próximo al fin. Estos son nuestros consejos.