fbpx

Un ganadero explota tras incendiarse su finca: «Los ecologistas de despacho no permitían limpiar esos cerros»

Las llamas han arrasado, al menos, 112 hectáreas, y de ellas unas 80 pertenecían a la ganadería de bravo de Justo Barba, en la provincia de Córdoba. En este vídeo critica que desde la Administración le impidieron limpiar de forraje el lugar.

Incendio en la finca cordobesa. © YouTube

El Plan Infoca de la Junta de Andalucía ha dado por estabilizado el incendio declarado en la tarde del domingo y que amenazó al núcleo urbano de Villaharta (Córdoba), tras una evolución favorable durante la madrugada. Pero tras ello han quedado unas hectáreas y hectáreas calcinadas y ganaderos auténticamente arruinados. Las llamas han arrasado, al menos, 112 hectáreas, y de ellas unas 80 pertenecían a la ganadería de bravo de Justo Barba, que tiene en ests finca unas sesenta vacas más las crías.

«¿Y ahora qué hacemos con el ganado si los pastos han desaparecido? Aquí podemos ver cómo está todo quemado y las vacas aquí. ¿Y ahora qué hacemos?», se pregunta el ganadero cordobés. «¿Ahora vendrá algún ecologista a traerles pienso y paja? El tonto de turno irá -refiriéndose a él- a hacer lo que pueda para que los animales sigan comiendo…», expone el ganadero andaluz.

«Los ecologistas no permitían limpiar estos cerros ni que esto fuese productivo de cara a un posible incendio. Ahora es cuando van a recapacitar un poco esos tontos de despacho. ¿Se van a venir a arreglar alambradas conmigo, que se han quemado todas? ¿Van a venir a traerme pienso o paja?», se sigue preguntando el ganadero, criticando la actitud de la Administración también al impedirle limpiar los cerros de forraje.

El angustioso momento en el que varios bomberos son cercados por el incendio de Ávila: «¡Estamos rodeados!»

Imágenes del vídeo de los bomberos rodeados por el fuego. © YouTube

Los incendios que están asolando las cercanías de los municipios abulenses de Navalacruz y Cepeda de la Mora están dejando estampas realmente dramáticas. Los bomberos están efectuando una lucha sin cuartel contra el fuego, que ha calcinado ya más de 120 kilómetros cuadrados. La inquietud asola toda la provincia ante la impotencia puesto que el desastre es absoluto, y mucho más cuando salen a la luz imágenes como las siguientes. En ellas, unos bomberos abandonan una zona totalmente calcinada y las llamas hacen peligrar su vehículo y sus vidas. Estas son.