fbpx

Un jabalí enfoscado ataca a la perra un cazador catalán y él la salva en este lance extremo

El vídeo fue grabado el pasado domingo en Girona, cuando un jabalí enfoscado cargó contra una perra de caza hiriéndola en una pata. Jara y Sedal ha hablado con el cazador.

Javier Fernandez-Caballero

Xavier Gallego, un amante del mundo cinegético catalán que acompaña a su suegro y a su cuñado –ambos de nombre Ildefons- cada fin de semana de caza, grabó el pasado domingo un lance extremo. Se trató del disparo al límite a un jabalí que acababa de herir a una perra durante una batida en las cercanías de la localidad de Vidrá, en la provincia de Girona.

«En primer lugar levantamos al jabalí durante la batida y éste fue directo al puesto de mi suegro, que lo hirió, y cien metros más arriba se paró», comienza explicando Xavier en declaraciones a Jara y Sedal.

Un disparo en una zona llena de maleza

Fue entonces cuando fueron a por él y los perros comenzaron a ladrar al animal mientras seguían su rastro: «Era un sitio bastante sucio por la enorme cantidad de maleza que había, pero tras un rato buscándolo conseguimos llegar a él. Cuando estábamos a su lado, salió de golpe hacia la perra, una gascona, a la que hirió en la parte trasera», explica Gallego sobre un can, que ya se está recuperando del percance.

Xaviert grabó el momento en el que disparó al animal casi al límite, pues el jabalí –de unos 90 kilos de peso- podría haberse ensañado con ella u otros perros e incluso haber atacado a los cazadores, que se encontraban a tan sólo unos metros de él.

Lance extremo: un jabalí ataca a un arquero y este le dispara a solo dos metros

jabalí
El jabalí embistiendo al arquero. / JyS

El pasado mes de enero, el cazador Florentín García participó en una montería celebrada en la provincia de Córdoba y le sucedió un peligrosísimo hecho que, además, grabó con su cámara. García practica desde hace tres décadas la caza con arco y afirma que nunca le había sucedido algo así.

El animal llegaba al puesto herido de un disparo del puesto anterior, por lo que intentaron tener visión de su costado para soltar la flecha. Al detectar la presencia del cazador, en lugar de girar y huir, el animal cargó contra el cazador, teniendo que disparar Florentín en el último segundo.

«Si llego a fallar estoy seguro que nos hubiera costado un buen disgusto», afirma en el documento gráfico García, que iba acompañado de un amigo. Este es el vídeo.