fbpx

Un jabalí ataca a los empleados de una gasolinera y a una niña que deambulaba por el lugar

Javier Fernandez-Caballero

En la grabación, captada por las cámaras de seguridad de la estación de servicio, se ve cómo el enorme jabalí se lanza una y otra vez contra los dos hombres. Este es el vídeo.

08/1/2020 | Redacción JyS

jabalí gasolinera
El hombre, atacando con una barra al animal. / YouTube

Un jabalí embistió el pasado lunes 6 de enero a los empleados de una gasolinera situada en la ciudad india de Sultanpur. En la grabación, captada por las cámaras de seguridad de la estación de servicio y publicada por el medio An Article, se ve cómo el enorme macareno se lanza una y otra vez contra los dos hombres, que intentan salir impunes de las constantes embestidas del verraco.

Posteriormente, el mismo medio explica que el animal atacó a una niña que deambulaba por la zona. Este es el vídeo:

Un enorme jabalí acude a revolcarse a una gasolinera a plena luz del día

jabalí gasolinera
El jabalí, mientras se reboza en la gasolinera. / YouTube

Los jabalíes siempre han tenido predilección por revolcarse en el petróleo y sus derivados. Se cree que el motivo es su potente olor y el hecho de que puede ayudarles a acabar con los múltiples parásitos que siempre les acechan. Por eso, y porque son muy contaminantes cuando se derraman en el medio, su uso está prohibido y penado por todas las normativas de caza de la mayor parte de los países europeos –incluído el nuestro–.

Usarlo como atrayente era una vieja práctica relativamente extendida en la Península Ibérica durante el siglo pasado. Afortunadamente hoy ya no se lleva a cabo. Pero el hecho de que ya no haya gasoil en nuestros montes no significa que a los jabalíes les haya dejado de gustar. Prueba de ello es el vídeo que ha enviado a la redacción de Jara y Sedal nuestro seguidor Rodrigo Salvador. En él se aperece a un gran jabalí rebozándose en una gasolinera de Sagres, en Portugal, ante la mirada estupefacta de dos personas que acaban de repostar una furgoneta. No te lo pierdas.