fbpx

Una cría de jabalí pierde a su madre y es 'adoptada' por un rebaño de ovejas

Javier Fernandez-Caballero

Esta cría de jabalí se despistó de la madre y desde hace unas semanas convive con un rebaño de ovejas: «Se mete por las noches con ellas en la nave a dormir», nos cuenta nuestro seguidor Héctor Arranz.

rayón ovejas
El rayón entre las ovejas. / Instagram

La historia que narramos a continuación ha ocurrido en las cercanías de la localidad soriana de Vinuesa, donde un rayón se despistó de la piara y ahora vive junto a un rebaño de ovejas.

El relato lo ha narrado a Jara y Sedal Héctor Arranz, cuya finca linda con la zona en la que se encuentran las ovejas: «Yo creo que, una noche, este rayón se despistó de la jabalina y fue entonces cuando, por la mañana, se vio solo y se acercó al rebaño. Con el paso de los días, la madre se olvidaría de él y supongo que se quedó definitivamente en el lugar».

Arranz explica que el jabato «pasa el día entero con el rebaño, incluso se mete por las noches con ellas en la nave a dormir», asegura, tal y como se puede ver en el vídeo que nos facilita, en el que la cría congenia perfectamente con las ovejas y corderos a pesar de tratarse de un animal silvestre.

Arranz, aunque no es cazador, valora enormemente el mundo cinegético: «Sé la importancia social que tiene la caza en todo el país y especialmente en esta comarca soriana. Ayuda a paliar la despoblación, da trabajo al pueblo y a mí también y ayuda a mantener cotos que, de otra forma, estarían totalmente abandonados. Fíjate, yo me dedico al desbroce, y los cazadores del coto me pagaron hace unas semanas de su bolsillo dinero para que fuese a quitar kilos de chatarra que había vertida por parte de algún desaprensivo…», describe y pone en valor Arranz.

El vídeo de esta hembra de jabalí con sus crías en el encame te enamorará

rayones
Jabalina con rayones. / Facebook

Dos hombres sorprenden en el campo a una hembra de jabalí encamada. No está sola, a su alrededor se pueden ver varios de los rayones casi recién nacidos que la acompañan.

«Mira qué bonito. Precioso», se le escucha decir a una de las personas que graban la escena. «Son enanos, no se aguantan todavía bien en pie», comentan sobre el tamaño de las crías.

El vídeo, que dura menos de un minuto, muestra la belleza del proceso evolutivo de una de nuestras especies cinegéticas más emblemáticas. Lo compartimos en este enlace.