fbpx

Hallado un sorprendente ciervo con pelo en los ojos

Esta es la explicación científica al hallazgo en Estados Unidos de un ciervo con pelo en sus ojos, cuya imagen ha impactado a miles de cazadores.

ciervo con pelos en los ojos

¿Qué pensarías si, en una montería o rececho, te dispones a cazar un ciervo y, al cobrar la pieza, te encuentras un mechón de pelo en sus ojos? Pues eso es precisamente lo que han encontrado científicos estadounidenses en un ejemplar de venado de Knoxville, una ciudad del condado de Knox en el estado de Tennessee.

El animal, avistado por vez primera por los vecinos de la zona en marzo del pasado año, fue encontrado aturdido y sangrando después de sufrir un accidente. Las autoridades de la zona tomaron la decisión de sacrificarlo y enviar su cabeza al Estudio Cooperativo de Enfermedades de la Vida Silvestre del Sureste (SCWDS) de la Universidad de Georgia, donde estudiaron por qué tenía pelo en los ojos.

Según explican desde la Asociación Nacional del Ciervo de Estados Unidos, el pelo en los ojos se debía a un dermoide corneal. Como se pueden ver en las imágenes publicadas por la asociación, en lugar de una córnea normal, el macho tenía un disco de piel y pelo denso que la cubría completamente y, además, en ambos ojos. El examen microscópico en SCWDS determinó que los crecimientos pilosos se debían a dermoides corneales.

¿Qué es un dermoide corneal?

© Asociación Nacional del Ciervo de Estados Unidos

En un informe formal para SCWDS, la Dra. Nicole Nemeth y Michelle Willis -técnico de investigación-, señalaron que «los dermoides son un tipo de coristoma, que se define como tejido normal en una ubicación anormal. Por consiguiente, los dermoides se caracterizan por ser un tejido similar a la piel que se presenta en el cuerpo pero en un lugar distinto». 

Los dermoides corneales, como en el caso de este ciervo, «suelen contener elementos de piel, como folículos pilosos, glándulas sudoríparas, colágeno y grasa. Las masas generalmente son benignas (no invasivas) y son congénitas, probablemente como resultado de un defecto del desarrollo embrionario», explican a la asociación estadounidense.

En otras palabras, se trata de un problema de desarrollo en el que el tejido de la córnea especializado no se forma como debería y pasa a la piel. A pesar de estar cubierto por piel peluda, las estructuras internas de los ojos del ciervo eran normales.

¿El ciervo nació así o le creció posteriormente?

© Asociación Nacional del Ciervo de Estados Unidos

El ciervo tenía un año y medio, por lo que la Asociación Nacional del Ciervo preguntó al Dr. Nemeth, profesor asociado en el Departamento de Patología del SCWDS, si el animal nació así y sobrevivió ciego durante su corta vida, o si los dermoides se formaron recientemente.

«Asumimos que estos son congénitos (existentes al nacer), por lo que supusimos que sobrevivió mucho tiempo con ellos», dijo el experto. «También asumimos que los dermoides se desarrollaron gradualmente y que el venado fue capaz de adaptarse a su campo de visión decreciente con el tiempo. La rapidez con que se desarrollan probablemente no se conoce bien y puede variar de un caso a otro», señaló por último.