fbpx

Guía de buenas prácticas para controlar la tuberculosis en fincas ganaderas y de caza

El Grupo Operativo INNOTUBEX presenta sus resultados tras más de tres años de trabajo en una Jornada Final celebrada en Cáceres.

El Grupo Operativo INNOTUBEX ha publicado una ‘Guía de Buenas Prácticas para el control integral de la tuberculosis animal en explotaciones ganaderas extensivas y cotos de caza’. Un documento de carácter técnico que reúne los principales resultados del trabajo desarrollado durante los más de tres años de desarrollo de este proyecto y que se ha presentado en la Jornada Final que ha puesto punto y final a esta iniciativa. A través de este guía se pone a disposición de los sectores un conjunto de recomendaciones para el control de la enfermedad.

Hay que recordar que se trata de un proyecto singular desde su propio nacimiento, puesto que ha supuesto la unión, por primera vez, de ganaderos, científicos y cazadores extremeños, que han impulsado una alianza estratégica para luchar contra la tuberculosis en la región. En INNOTUBEX han participado Asaja, la Federación Extremeña de Caza, Copreca, el Grupo de Investigación de Recursos Faunísticos de la Universidad de Extremadura, la Universidad de Extremadura y el Centro de Investigaciones Científicas y Tecnológicas de Extremadura (Cicytex).

Desde el primer momento el objetivo fue aplicar un enfoque multidisciplinar a la lucha contra la tuberculosis, y para ello se han aplicado medidas innovadoras en fincas piloto de algunas de las comarcas extremeñas más afectadas con el objetivo de demostrar su eficacia y, posteriormente, poder trasladar estas medidas al resto de la región.

Además de esta completa guía, se han elaborado dos folletos con medidas específicas, uno para explotaciones ganaderas en extensivo y otro para cotos de caza.

Conclusiones del proyecto

Entre las conclusiones, destaca la importancia de que cazadores y ganaderos unan sus fuerzas para abordar un problema que afecta a ambos sectores.

En lo referente al sector cinegético, se recomienda para el control de la tuberculosis el mantenimiento densidades poblacionales en equilibrio; evitar contactos entre distintas especies de fauna silvestre y de la fauna silvestre con el ganado, especialmente en los ‘puntos críticos’ (puntos de agua y de alimentación); la correcta eliminación de residuos de caza; y el desarrollo de una gestión cinegética responsable.

Las medidas que pueden adoptar los ganaderos, se centran en torno al concepto de “bioseguridad”, destacando las acciones para evitar las interacciones entre el ganado doméstico y la fauna cinegética.

En el caso de la bioseguridad, se recuerda la necesidad de “aplicar un enfoque integral, teniendo en cuenta todas las fuentes de riesgo”. Entre otras cosas, los ganaderos deben prestar especial precaución en caso de transporte de animales (evitar contacto con otros rebaños, usar vehículos desinfectados…); desarrollar un programa de desvieje precoz; evitar compartir maquinaria y material con otras explotaciones; y disponer de doble vallado.
Asimismo, deben implementarse medidas adicionales tanto en los puntos de agua como en las zonas de alimentación suplementaria para evitar los contactos entre bovinos y animales silvestres. En este apartado se recomienda el vallado de charcas para evitar su empleo por el bovino; no administrar el alimento en el suelo; y ofrecer alimento en comederos y bebederos específicos para bovinos, entre otras cosas.

Jornada final

La jornada se desarrolló en el Salón de Actos del Edificio Institutos Universitarios de Investigación y fue emitida en directo por internet. Compartimos a continuación el vídeo de ella.

Además, tanto los folletos como la ‘Guía de Buenas Prácticas’ pueden descargarse en la web de INNOTUBEX, donde también están disponibles de manera gratuita todos los documentos generados en el marco de este proyecto.