fbpx

Un Guardia Civil se graba manoseando a un cría de ciervo y los cazadores le advierten de su gravísimo error

«Acabáis de condenarlo a muerte. Aunque parezca perdido o abandonado, su madre lo vigila. Ahora lo rechazará» respondía, entre otras, la Federación Andaluza de Caza.

corcino Guardia Civil
Dos momentos del vídeo. / Twitter

El gesto de un Guardia Civil acariciando a una cría de ciervo de pocos días de vida en las cercanías de la localidad de Zubiri, en Navarra, ha arrancado el aplauso del público general… y la reprobación de los cazadores. La Benemérita publicó en Twitter el vídeo de este agente acariciando al pequeño cérvido, algo que provocará que su madre lo rechace y, probablemente, muera.

Los usuarios de la red social tardaron pocos minutos en reprochar la actitud no sólo del agente, sino del ‘community’ de la Guardia Civil: «Acabáis de condenarlo a muerte. Aunque parezca perdido o abandonado, su madre lo vigila. Ahora lo rechazará» respondía, entre otras, la Federación Andaluza de Caza.

No es la primera vez que algo así sucede. Hace tan sólo unos meses, el pasado 12 de febrero, la cuenta de Instagram de la Benemérita también protagonizó una ardua polémica después de publicar otra fotografía de uno de sus agentes sosteniendo entre sus manos a un corcino.

¿Por qué no se deben tocar los corcinos en primavera?

Proyecto Corcino 2019
Cartel del Proyecto Corcino 2019. / ACE

Con la llegada de la primavera son muchos los corcinos que, ocultos entre la vegetación, perecen víctimas de la maquinaria agrícola, de perros incontrolados o son recogidos, de forma inconsciente, por personas que desconocen el comportamiento reproductivo del corzo.

Temporada tras temporada vemos cómo son cientos de corcinos los que entran en los centros de recuperación de fauna, entregados por personas que, con la mejor intención, piensan que los están salvando la vida cuando, en el mejor de los casos, si logran salir adelante quedarán inhabilitados para su vuelta al medio silvestre. Te contamos por qué en este enlace.

Deja una respuesta