fbpx

El Gobierno lleva el adoctrinamiento animalista a las aulas con la nueva Ley Orgánica de Educación

El borrador de la Ley Orgánica por la que se modifica la LOE de 2006 establece que los niños deberán aprender a «valorar críticamente los hábitos sociales relacionados con el cuidado, la empatía y el respeto hacia los seres vivos, especialmente los animales».

Un grupo de niños, en clase. © Shutterstock

El pasado mes de noviembre la Comisión de Educación del Congreso aprobó su dictamen a la LOMLOE (Ley Orgánica de Modificación de la LOE) o ley Celaá, que pretendía incorporar el adoctrinamiento animalista en menores de 3 a 16 años. El texto salió adelante gracias a los votos del PSOE y los partidos nacionalistas. PP, Ciudadanos, Vox y UPN se opusieron a ella.

De esta forma comenzaba a fraguarse una polémica norma que ha cristalizado en un borrador de Decreto de Educación Primaria que ha salido a la luz a lo largo de estos días. Como era de prever, Más País, ERC, BNG y JxCAT ha conseguido colar –con el beneplácito de PSOE y Unidas Podemos– uno de los anhelos de los minoritarios colectivos animalistas: que su ideología se imparta en los colegios. En concreto, establece la enseñanza de «valores que propicien el respeto hacia los seres vivos y los derechos de los animales y el medio ambiente, en particular al valor de los espacios forestales y el desarrollo sostenible».

También establece que los niños deberán aprender a «valorar críticamente los hábitos sociales relacionados con la salud, el consumo, el cuidado, la empatía y el respeto hacia los seres vivos, especialmente los animales, y el medio ambiente, contribuyendo a su conservación y mejora.» Además, esta ley también se refiere al conocimiento y la valoración «de los animales más próximos al ser humano» y de la «adopción de modos de comportamiento que favorezcan la empatía y su cuidado».

La Real Federación Española de Caza, preocupada por el adoctrinamiento

El presidente de la Real Federación Española de Caza (RFEC), Manuel Gallardo, y el director de la Escuela Española de Caza (EEC), Juan Herrera, se reunieron el pasado mes de mayo con el subdirector general de Ordenación Académica del ministerio de Educación y Formación Profesional, Lucio Calleja, para abordar el contenido de la última Ley de Educación y mostrar su «preocupación» por el concepto de empatía hacia los animales que aparece en dicho texto.

Desde la RFEC se muestra la «preocupación» por lo que puede suponer empatizar con los animales, «ya que si el concepto es mal utilizado será muy perjudicial para el sector ganadero y cinegético durante los próximos años», según su presidente, Manuel Gallardo.

Gallardo denunció que «si tenemos en cuenta el concepto empatía como la capacidad de identificarse con alguien y compartir sus sentimientos, y si a los niños se les hace creer que los animales sienten exactamente igual que los seres humanos, nadie practicará la actividad cinegética ni comerá carne». Lo que supondrá «un nuevo triunfo de los animalistas y el comienzo de una nueva era para la especie humana», concluía.

Desde el ministerio de Educación trasladaron a la RFEC que cuando se habla de empatía hacia los animales se refiere exclusivamente a los animales de compañía como perros y gatos, algo que no convenció al representante de los cazadores, el cual ya anunciaba la semana pasada en un artículo publicado en este medio acciones más contundentes ante esta concesión al animalismo urbanita.