fbpx

Un ganadero pierde los estribos ante los animalistas que asaltan su explotación

Javier Fernandez-Caballero

El hombre estaba siendo increpado por varios animalistas que accedieron a su explotación de cerdos para insultar y entorpecer el trabajo de los operarios, por lo que no aguantó más y se lanzó a por uno de ellos.

18/9/2019 | Redacción JyS

animalistas granja
El granjero pierde los nervios contra los animalistas. / Facebook

Un nuevo ataque de varios veganos a una granja de cerdos en Francia se ha saldado con un resultado inesperado por parte del colectivo radical. El grupo accedió a las instalaciones ilegalmente invadiendo el perímetro de protección y de salubridad.

Además de saltarse todas las normas de seguridad, comenzaron a increpar a los trabajadores y al dueño de la explotación ganadera, insultándoles e impidiéndoles hacer su trabajo. Pero uno de ellos perdió los nervios y, tal y como se puede ver en el siguiente vídeo, cogió a una de las animalistas por el cuello.

Las imágenes se han vuelto virales a través de Facebook, y más que mostrar cómo el hombre pierde los nervios, dan a conocer la realidad que los propios ganaderos tienen que sufrir con este tipo de ataques, que en algunas zonas afortunadamente ya están judicializándose. Este es el vídeo:

En Cataluña pedirán 100.000 euros de multa para los animalistas que boicoteen granjas

Como ya contó Jara y Sedal hace unas semanas, los Agentes Rurales catalanes ultiman un protocolo con los Mossos d’Esquadra para poder levantar actas por infracción administrativa a la Ley de Bienestar Animal en los casos de ocupaciones de explotaciones ganaderas por parte de animalistas, por los que se podrían imponer sanciones de entre 6.000 y 100.000 euros. Se trata de un hecho que ha levantado las alertas en la Federación Catalana de Caza, que pide las mismas penas para los animalistas que interrumpen cacerías en la comunidad autónoma.

Las consellerías de Interior y Agricultura ultiman esta medida que prevén tener a punto en este mes de septiembre, para abordar de forma coordinada la problemática. El protocolo prevé que haya una actuación coordinada con los Mossos y los Agentes Rurales, de forma que estos últimos puedan acudir en caso de denuncia por ocupación para levantar acta administrativa por infracción de la Ley de Bienestar Animal, de forma paralela a la vía penal abierta por los Mossos d’Esquadra.