fbpx

Se meten de furtivos con una rehala de 40 perros en una Reserva Nacional de Caza

Agentes del Seprona sorprendieron el pasado domingo a dos personas que, sin autorización, se habían colado para furtivear en terrenos de la Reserva Nacional de Caza de los Puertos de Tortosa-Beceite con 40 perros y un arma de fuego.

Jara y Sedal

Agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de la Guardia Civil de Tortosa han identificado en el paraje conocido como Covalta, perteneciente al término municipal de Roquetas (Tarragona), a dos vecinos de Els Reguers que se encontraban furtiveando en el interior de la Reserva Nacional de Caza de los Puertos de Tortosa-Beceite con una rehala de 40 perros.

Según ha informado Diario de Tarragona, durante los últimos meses titulares de cotos de caza y de la Reserva habían puesto en conocimiento de los cuerpos policiales y de los agentes rurales el problema que suponía para sus terrenos el furtivismo. Por lo que agentes del SEPRONA establecieron diversos operativos encaminados a la localización los furtivos que actuaban en la zona.

Con más de 40 perros y un arma

Durante la mañana del pasado domingo, agentes del instituto armado escucharon varios disparos que provenían del paraje Covalta, por lo que se desplazaron hasta la zona sorprendiendo a dos personas que se encontraban furtiveando con una rehala de más de 40 perros y un arma de fuego comprobando cómo, hasta el momento, no habían realizado ninguna captura.

Según el mismo medio, tras su identificación se les requirió para que mostrasen la documentación que les amparaba para ejercer la actividad cinegética en el interior de la Reserva Nacional de Caza, manifestando no poseerla.

Por este hecho se procedió al levantamiento de acta denuncia contra los infractores por practicar el furtivismo en el interior de una Reserva Nacional de Caza, quedando los animales bajo custodia, siendo depositada el arma en la Intervención de Armas de la Guardia Civil de Tortosa, a disposición de la autoridad competente.