fbpx

Varios furtivos pegan una paliza al guarda de un coto en Toledo

Los delincuentes agredieron al guarda de un coto de caza en la localidad toledana de Villaluenga de la Sagra que les pilló ‘in fraganti’. Cazadores locales denuncian que estos hechos ocurren con frecuencia en la zona.

31/12/2019 | Redacción JyS

furtivos
Los coches de los guardas atacados. / JyS

Varios furtivos han dado una paliza este lunes, 30 de diciembre, a un guarda del coto de caza de Villaluenga de la Sagra que intentó echarles cuando practicaban -ilegalmente y desde vehículos a motor- la caza de liebres con galgo. Según informan a Jara y Sedal desde la sociedad local de cazadores del coto vecino de Yuncler, el suceso ocurrió sobre las 15:30 horas de la tarde, cuando los delincuentes se toparon de frente con el guarda de que les instó a salir inmediatamente del lugar.

Según narran las mismas fuentes a este medio, los furtivos no solamente hicieron caso omiso, sino que tras tirar varias piedras al vehículo se ensañaron con el guarda y «le dieron una paliza». «Los magníficos correderos que acogen los pueblos de La Sagra se han convertido, en este caso y paradójicamente, en el peor de los castigos para los galgueros», denuncian desde el coto de Yuncler, desde el que además nos cuentan que debido a la mixomatosis que mermó las poblaciones de liebre en la zona el año pasado esta temporada han decidido no cazar.

furtivos
Otra imagen del estado en el que quedaron los coches de los guardas. / JyS

«La actividad ilegal del furtivismo no es nada nuevo, sin embargo la forma de actuar de los delincuentes dista mucho de tiempos anteriores. No respetan a los guardas, sino que les agreden cuando éstos intentan echarlos», añaden.

Los furtivos fueron sorprendidos cuando practicaban ilegalmente la caza de liebres con galgo «con un Jeep Cherokee verde y un Mercedes ML plata». Según cuentan a Jara y Sedal fuentes de Yuncler, «la paliza terminó gracias a que llegó el guarda de apoyo que consiguió echarles intimidándoles con su coche».

En su huida, los delincuentes también comenzaron a tirar piedras sobre la luna del segundo vehículo de los guardas hasta dejar una de ellas «en un estado lamentable», como se puede apreciar en la fotografía que ilustra esta noticia. La Guardia Civil acudió al lugar de los hechos, «pero desafortunadamente no pudieron hacer más que lamentar la impunidad con la que quedan este tipo de delitos», concluyen desde la sociedad de cazadores local.

Graban la persecución de varios cazadores a unos supuestos furtivos en Toledo

En el centro de la imagen el coche de los supuestos furtivos, un Mercedes ML, mientras los cazadores les persiguen. / YouTube

Hasta seis coches, uno del guarda y otros cinco de varios socios del coto toledano de Cedillo del Condado -muy cercano al de Villaluenga de la Sagra donde han sucedido los hechos anteriores- persiguen en este caso a unos supuestos furtivos y ladrones de galgos campo a través. Las imágenes que compartió Jara y Sedal a mediados de octubre han corrido como la pólvora en las redes sociales.

Deja una respuesta