El cazador Jesús Valcárcel García, de 23 años de edad y natural de la localidad de Rus, en la provincia de Jaén, ha grabado hasta en ocho ocasiones a lo largo del último año en el coto en el que practica la actividad cinegética la mágica escena de una familia de linces.

Uno de los linces. © J. V. C.

Se trata de un macho, una hembra y varias crías que tuvieron el pasado mes de marzo: «En este coto hay bastante población de conejo, y los cazadores también cuidamos mucho a las especies, por ello es un lujo tenerlos con nosotros», explica el cazador a esta redacción, enviando los vídeos en los que aparecen los felinos salvajes perfectamente adaptados a este lugar.

Otro de los linces fotografiados. © J. V. C.

Precisamente este medio se hacía eco el pasado 21 de junio de cómo la población de lince aumenta en los cotos de caza gracias al compromiso de los cazadores y ya son 1.300 en todo el país. Así, con un incremento de cerca del 23% frente a los 1.111 ejemplares de 2020, el final del peligro de extinción de la especie está cada vez más cerca. Un avance posible en gran medida gracias a la enorme contribución de cazadores como Jesús, que cuidan a la fauna silvestre de su coto y, por ende, a especies protegidas como el lince.

Los datos del crecimiento de la población de lince

Artemisan resaltó la pasada semana la implicación demostrada por el sector cinegético en la recuperación y conservación de la pobación de lince gracias a la gestión desarrollada en cotos de caza y fincas privadas, donde se alberga la mayor parte de la población de esta especie, repartida entre las regiones de Andalucía (519 ejemplares), Castilla-La Mancha (473), Extremadura (164) y en Portugal (209).

Estos territorios destacan por el alto porcentaje de terrenos cinegéticos y de titularidad privada que poseen respecto a la cantidad total del terreno. Sin ir más lejos Andalucía, que posee la mayor población de lince ibérico de la Península y donde se encuentran cinco de los 13 núcleos poblacionales asentados de la especie –Andújar-Cardeña (200 ejemplares), Guarrizas (164), Doñana-Aljarafe (94), Guadalmellato (44) y Sierra Norte (17)-, aproximadamente el 77% del territorio es coto de caza.