Extremadura quiere prohibir la caza al salto de la liebre

Comparte con tus amigos










Enviar

La Junta de Extremadura ha incluido en la propuesta de la orden general de vedas de 2020/2021 la prohibición de la caza al salto de la liebre. La Federación reclama que antes se realice un estudio para conocer el impacto real de la mixomatosis que permita tomar decisiones efectivas.

23/9/2019 | Redacción JyS

suspenden caza de la liebre en Extremadura
Liebre.

La Federación Extremeña de Caza considera inaceptable la propuesta de la orden general de vedas que ha presentado la Junta para la temporada 2020/2021. Una propuesta que, entre otras cosas, «quiere prohibir la caza al salto de la liebre, establece medidas insuficientes para recuperar la tórtola europea y limita las acciones por controles de daños».

La Federación Extremeña de Caza considera que debe modificarse el proyecto para apostar por una gestión más adecuada a la situación de especies como la tórtola europea y la codorniz, así como para permitir una mayor flexibilización en el control de especies cinegéticas que ocasionan daños por su exceso de población y una regulación del control de especies exóticas invasoras.

La situación de la liebre en Extremadura

En el caso de la liebre, el proyecto presentado por la Junta de Extremadura plantea para el año que viene la prohibición de su caza al salto, mientras que se mantendría para las modalidades de cetrería y galgos aunque sólo hasta el 6 de enero.

La Federación Extremeña de Caza considera que no se puede adoptar una medida de este tipo sin haber realizado un estudio previo sobre el impacto de la enfermedad (grado de afección, zonificación…). Y es que la afección de esta enfermedad en la liebre es muy diferente dependiendo de las zonas, existiendo algunas en las que la densidad de liebre es incluso superior a la existente antes de la aparición de la enfermedad.

Por tanto, FEDEXCAZA considera que se debe monitorizar la situación para poder tomar decisiones fundadas. La entidad recuerda que un alto porcentaje de los cotos extremeños ya decidieron no cazar esta especie el año pasado, por lo que se apuesta por la autogestión en lugar de la imposición de medidas que en poco o nada mejoran la situación de la liebre.

Además de esto, en Extremadura existen muchas zonas en las que la caza con galgo no es viable, al igual que la modalidad de cetrería y con esta medida se está limitando la actividad al colectivo de cazadores más numeroso y que ha demostrado saber gestionar sus cotos realizando control de predadores, mejoras de hábitat, retirada de cadáveres, comunicación con la Administración sobre la incidencia de la enfermedad, etc. Esta prohibición puede echar al traste todo lo hecho hasta ahora.

Hay otros factores que deben ser tenidos en cuenta, como la elevada densidad de liebres en algunas zonas, lo que podría conllevar un desastre para agricultores y gestores de cotos. Por otro lado, para muchas personas mayores la caza al salto de la liebre es la única modalidad factible, por lo que su prohibición podría suponer que muchos cazadores cesaran en su actividad, dada la elevada edad media del cazador extremeño.

Ante esta situación la Federación considera que la Junta podría tomar la determinación de suspender la caza de la liebre en las Zonas de Caza Limitada, que no cuentan con ningún tipo de gestión y donde de este modo se podría controlar la incidencia de la actividad cinegética en las mismas.

Una vez realizado un censo previo de las poblaciones de liebre, en las zonas en las que se constate la baja densidad de las mismas, propone que la modalidad de caza con escopeta se limite a los meses de noviembre y diciembre de la temporada 2020/2021, evitando de esta manera un exceso de presión sobre la especie, pero disminuyendo los efectos negativos que podría suponer una prohibición total de la caza con escopeta, siempre y cuando los censos realizados así lo permitan.

Asimismo, plantea que la caza de la liebre con galgos y cetrería se extienda hasta el tercer domingo de enero.

Apoyo a la tórtola

Por lo que se refiere a la tórtola europea, la Federación propone medidas más efectivas para mejorar la situación de la especie. Así, FEDEXCAZA plantea que sólo se autorice la caza durante tres días (todos ellos domingo) y que sea obligatoria la comunicación a la Administración de comederos y bebederos en ese periodo.

Esto reduciría significativamente la presión cinegética sobre la tórtola, al tiempo que permite un control y seguimiento más sencillos. A esto hay que sumar que con estas fechas se empezaría a cazar cuando los pollos ya han abandonado los nidos y se finalizaría antes de que atraviesen la región los ejemplares en migración postreproductiva.

Otras propuestas

Desde FEDEXCAZA también se ha reclamado una mayor flexibilización en las acciones por daños (permisos de jabalí para toda la temporada y recechos preventivos de ciervas con una regulación diferente a los recechos de gestión), que se autorice el rececho de jabalí en horario diurno y la posibilidad de que los especialistas en control de predadores puedan practicar la caza de zorro con perros de madriguera en cualquier día dentro del período hábil, así como que puedan ser autorizados para abatir por daños urracas y zorros desde puesto fijo en cualquier época del año.

Otra propuesta de la Junta es la de eliminar el control de la tórtola turca por prevención de daños, algo que tendría un efecto muy negativo en los ecosistemas extremeños. De hecho, la Federación que se mantenga esa medida y que incluya en esos controles al meloncillo, que actualmente está causando daños a especies cinegéticas, ganado y especies protegidas en zonas como la ZEPA de los Llanos de Cáceres y Sierra de Fuentes.

Además, FEDEXCAZA se muestra sorprendida porque este proyecto no contempla la modalidad de jabalí al salto, prevista en la última reforma de la Ley de Caza y que –según el compromiso de la Consejería de Medio Ambiente y Rural- debía ser una realidad en la próxima temporada.

La implantación de un plan estratégico de recuperación de la caza menor y el desarrollo de las figuras del Cazador Formado y de los Cotos Sociales Preferentes y de la certificación de calidad “Caza Natural de Extremadura”, son otras de las reclamaciones de la Federación.

Comparte con tus amigos










Enviar

2 Comentarios

  1. Esos guarros pequeños que se cazan muy de tarde en tarde, suelen ser descendientes directos de los antiguos jabalies que poblaban estos campos de Extremadura, se les conoce sobre todo por su pequeño tamaño y grandes defensas, además de ser animales muy afilaos, (estrechos) y escurrios» de la zona lumbar hacia la cola.
    Aqui se han llamado de siempre »Garochos»

  2. Definitivamente se impone la búsqueda de cualquier situación para intentar limitar y prohibir nuestra capacidad de acción. Hemos sido nosotros los que durante la temporada pasada y a voluntad propia hemos vedado la caza de la liebre al salto, levantando la escopeta ante la carrera de las mismas. No se nos tiene que imponer nada en este sentido desde la Administración, este tanto nos lo tenemos que apuntar los cazadores, no los políticos. Basta de intromisiones, las especies cinegeticas las debemos gestionar los cazadores, de manera local y al amparo de nuestros Planes Técnicos de cada acotado, documento generado específicamente para este menester.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here