fbpx

Si eres cazador y recibes esta llamada ¡no piques, es una estafa!

El dueño de una galga perdió a su perra hace unos días. Desesperado, publicó la foto del animal junto a su número de teléfono en diferentes redes sociales. Poco después recibió una llamada de alguien que aseguraba saber donde estaba…

11/3/2020 | Redacción JyS

perro estafa
Fotos: JyS y Shutterstock

Según ha podido saber este medio, en las últimas semanas se habría detectado una nueva estafa que afectaría a cazadores cuyos perros se han extraviado o han sido robados y los buscan a través de las redes. El modus operandi de los presuntos delincuentes consiste en llamar al dueño del perro perdido, pedirle una cantidad de dinero determinada por adelantado y quedar con ellos en un punto concreto, donde jamás se presentan.

La voz de alarma ha saltado tras conocerse el caso de una galga de nombre ‘Siria’, perdida en la localidad madrileña de Torrejón de Ardoz. El dueño ha relatado a Jara y Sedal que tras difundir la imagen por grupos de animalistas, de vecinos y a través de Facebook, recibió la llamada de una persona que aseguraba vivir en Quintanar de la Orden (Toledo) asegurando que tenía la perra. 

Según el testimonio del afectado, el presunto estafador comenzó diciéndole: «Yo siempre he tenido galgos la última me la robaron. Vi la publicación porque siempre estoy alerta por si alguien tiene la mía», comenzó. Y prosiguió: «Mi hija quiere un galgo porque la pobre está muy apenada y entonces puse un anuncio para ver si alguien regalaba una perra o la vendía barata. Unos gitanos, me la han ofrecido y es la tuya 100%. Actualmente cobro 400 euros y no tengo el dinero que me piden, 60 euros. He quedado con ellos en media hora y tengo que llevárselo para que me la den, luego podéis venir a por ella cuando queráis», le dijo vía telefónica.

Tras pagar el dinero, no se recuperó a la galga, un caso que ya ha sido denunciado por los afectados a la Guardia Civil mientras aún buscan a la galga ‘Siria’.

Otras estafas recientes a cazadores

caza
Foto: Shutterstock

El pasado mes de enero, la Guardia Civil comenzó a investigar a un hombre de 41 años y vecino de Villablino (León) como presunto autor de un delito de estafa a al menos seis personas en varias ciudades españolas a través de la venta fraudulenta de cacerías por Internet.

Por otro lado, el pasado mes de diciembre la Guardia Civil también investigó a dos personas residentes en la localidad de Fuensalida (Toledo), siendo ambos pareja sentimental, por un total de 31 delitos de estafa por valor de cerca de 22.000 euros tras vender acciones de caza falsas por Internet.

Deja una respuesta