fbpx

'Alabama Rot', la enfermedad que mata a 9 de cada 10 perros infectados

Javier Fernandez-Caballero

La podredumbre de Alabama, o Alabama Rot, es una enfermedad que es mortal para 9 de cada 10 perros. Cualquier can de cualquier parte del mundo puede resultar afectado. Los primeros síntomas son lesiones cutáneas en las patas, el tórax y el abdomen, y posteriormente afecciones renales. Se cree que la enfermedad se propaga a través de las patas de los perros. 
22/6/2019 | Redacción JyS

Alabama Rot
Un perro afectado de Alabama Rot. / Srperro

La podredumbre de Alabama (en inglés Alabama Rot) o Vasculopatía Glomerular Cutánea y Renal (CRGV), se ha hecho noticia en las últimas semanas después del aumento de decenas de casos en Reino Unido. Esta enfermedad se identificó por primera vez en los EEUU en la década de los ochenta en galgos. Los primeros síntomas son lesiones cutáneas en las patas, el tórax y el abdomen, y posteriormente afecciones renales.
«Alabama Rot» es mortal para 9 de cada 10 perros y cualquier can de cualquier parte del mundo puede resultar afectado. En el Reino Unido se han confirmado en los últimos meses hasta 56 casos; en América también se han dado casos de esta misteriosa enfermedad, afectando especialmente a los galgos. Los vasos sanguíneos se colapsan debido a pequeños coágulos, lo que provoca el daño en el tejido del animal. También se producen unas úlceras y el riñón puede sufrir una disfunción orgánica grave.

En noviembre de 2012 se empezó a sospechar de los primeros casos en el Reino Unido. En enero de 2014, se identificó que el brote en Inglaterra tenía hallazgos histológicos y clínicos iguale a los de la pudrición de Alabama, que se detectaron en los EEUU, aunque no podrían clasificarse exactamente como la podredumbre de Alabama, ya que los resultados del Reino Unido carecían de relación con la bacteria del E. coli, que aparecía en todos los casos en los EEUU. De otro lado, en el caso británico se vieron afectadas una gran variedad de razas y no solo en galgos.

Primeros síntomas

alabama
Perros con los síntomas de la enfermedad. / D.S.

Los primeros síntomas del «Alabama Rot» son lesiones cutáneas, úlceras o llagas que aparecen sin haberse producido lesiones conocidas. Suelen aparecer en las patas, cuerpo, boca o lengua. En cuestión de días los perros presentan síntomas de lesión renal aguda (vómitos, falta de apetito o cansancio).
La enfermedad se caracteriza por cambios cutáneos y problemas renales, resultando estos fatales para el can. Los síntomas comunes de la enfermedad de Alabama incluyen estas lesiones: Lesiones cutáneas que implican eritema, erosión, ulceración y se producen principalmente en las extremidades, el hocico y el ventrículo, pirexia (fiebre), Letargo o malestar, Anorexia, Vómitos o arcadas. 

Causas

Hay dos teorías: una bacteria o un parásito. Algunos expertos veterinarios teorizan que la enfermedad es causada por un parásito, mientras que otros creen que es bacteriana. Se cree más ampliamente que la Alabama Rot es causada por toxinas producidas por E. coli pero, como no ha habido presencia de E. coli en casos del Reino Unido, la enfermedad se describe allí como sospecha de la enfermedad en lugar de Pudrición de Alabama per se.

Debido a que no se ha encontrado la causa exacta, no es posible desarrollar una vacuna. La causa de la pudredumbre de Alabama en el Reino Unido empezó a estudiarse a partir de 2013 en Anderson Moores Veterinary Specialists en Winchester, Hampshire. Un podcast sobre la podredumbre de Alabama fue publicado en abril de 2014 por el Royal Veterinary College, alertando de su implantación en el Reino Unido.

La Asociación Británica de Veterinaria publicó un informe exhaustivo sobre la enfermedad en 2015 concluyendo que se trata de una enfermedad de causa desconocida que tiene un mal pronóstico cuando se desarrolla la azotemia (niveles anormalmente altos de compuestos nitrogenados en la sangre).

¿Propagación a través de las patas de los perros?

El tratamiento es principalmente sintomático. Principalmente se basan en el tratamiento en las heridas en las lesiones de la piel y una terapia de apoyo agresiva cuando ocurre un compromiso renal. Algunos perros del Reino Unido con pudrición de Alabama han sido tratados con éxito desde 2013.

Dado que se cree que la enfermedad se propaga a través de las patas de los perros, la mejor acción es evitar la infección evitando que los perros caminen en un área infectada. 

En agosto de 2018, las fuentes informaron que la plasmaféresis -intercambio de plasma terapéutico- permitió la supervivencia de 2 de 6 perros con enfermedad avanzada. Este hallazgo ofrece la esperanza de que dicho filtrado de sangre podría resultar en mejores tasas de supervivencia, especialmente si se detecta temprano antes de que ocurra el daño vascular y renal.

Deja una respuesta