fbpx

El IREC reafirma su liderazgo en ciencia aplicada a la gestión de la caza, la biodiversidad y la salud

Jara y Sedal

La Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha ha concedido financiación al Instituto de Investigación en Recursos Cinegéticos (IREC)para la realización de cinco proyectos de investigación científica y transferencia tecnológica vinculados con la gestión de los recursos cinegéticos, la biodiversidad y la salud.

16/12/2019 | IREC

Cinco proyectos de investigación del IREC han resultado beneficiarios de ayudas en la última convocatoria de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, poniendo así en valor la ciencia básica y aplicada a la gestión de la caza, la biodiversidad y la salud, y el papel del este centro como referente del sector.

En un comunicado de prensa, el Instituto de Investigación en Recursos Cinegéticos (IREC) ha informado que el pasado martes se publicó la relación de proyectos de investigación científica y transferencia tecnológica beneficiarios de la última partida presupuestaria convocada por la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha (JCCM) en materia de I+D+i.

Estas ayudas, que forman parte de la Estrategia de Investigación e Innovación para la Especialización Inteligente de Castilla-La Mancha 2014-2020 (RIS3), tienen como objetivo facilitar la colaboración entre todos los agentes del Sistema Español de Ciencia, Tecnología e Innovación para incrementar los retornos sociales y económicos derivados de la inversión en I+D+i y hacer frente a los retos socioeconómicos, culturales, tecnológicos, sanitarios y medioambientales que afronta la sociedad en la actualidad.

La creciente preocupación por la gestión racional de los recursos naturales y el concepto OneHealth (Una Salud), han hecho que los avances científicos hacia un aprovechamiento sostenible de los recursos cinegéticos cobren especial relevancia.

La forma en que la sociedad sea capaz de integrar la caza, la conservación de la biodiversidad y la salud va a determinar el futuro de la actividad venatoria, por lo que la ciencia básica y aplicada en estos ámbitos se considera más necesaria que nunca para la resolución de problemas que preocupan cada vez más a la sociedad en general y al medio rural en particular.

Esta realidad ha sido bien entendida desde la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, que ha confiado el reto de avanzar hacia una gestión cinegética sostenible al IREC mediante la concesión de 5 proyectos de investigación científica y transferencia tecnológica vinculados con la gestión de los recursos cinegéticos, la biodiversidad y la salud, con una financiación total que supera el medio millón de euros.

El desarrollo de los proyectos concedidos, que son altamente interdisciplinares, será abordado por el personal científico del IREC en colaboración con investigadores de diversas entidades de los ámbitos de la salud pública, la sanidad animal, la caza y la conservación.

Con una duración de entre 2 y 3 años, estos proyectos estudiarán aspectos tan diversos como los cambios estacionales en la mineralización de los huesos y la calidad de la carne del ciervo ibérico, lo que podría contribuir a aumentar el valor de su carne y subproductos en el mercado, a mejorar la rentabilidad de las explotaciones cinegéticas y a obtener sustancias bioactivas e información de gran interés para la salud humana.

Otro de ellos analizará las implicaciones ecológicas y sociales de la actividad cinegética para las aves necrófagas, que proporcionará las claves para garantizar la conservación a largo plazo de los vertebrados carroñeros en general y de los buitres en particular en consonancia con una gestión cinegética sostenible.

La epidemiología del virus de la fiebre de Crimea-Congo en Castilla-La Mancha, una enfermedad emergente y poco conocida en España que es transmitida por las garrapatas que parasitan a los ungulados silvestres y que puede ser letal en humanos, particularmente cazadores es otro de los proyectos que cuenta con el apoyo de la Junta.

El papel de las aves silvestres en la dispersión de resistencias a los antibióticos, para entender este acuciante problema global con el fin de prevenir su expansión puede ser clave para la conservación de determinadas especies, es otro de los proyectos que cuentan con ayuda de investigación

Finalmente, el proyecto que analiza la respuesta protectora frente a diferentes infecciones, inducida por micobacterias, un campo de investigación emergente en medicina y en sanidad animal que, nacido de la investigación en caza, podría proporcionar alternativas al uso de antibióticos y nuevos adyuvantes para vacunas, es otro de los seleccionados en el marco de estas ayudas.

La concesión de estos proyectos ratifica el liderazgo del IREC en investigación básica y aplicada a la gestión de la caza, con implicaciones en biodiversidad y salud, que cuenta actualmente con 20 años de experiencia en investigación y formación dedicadas a la resolución de los diversos conflictos ecológicos, sanitarios y socioeconómicos asociados a la gestión de la caza, las especies cinegéticas y los hábitats naturales.