fbpx

Marta García, tras el blindaje del lobo: «Teresa Ribera quiere terminar con todo lo que huele a pueblo»

La ganadera Marta García tacha la prohibición de cazar lobos como «la mayor traición al medio rural de Cantabria y de España».

ganadera-cantabria
La ganadera, durante el vídeo. © YouTube

La prohibición de la caza del lobo en todo el país fue publicada hace hoy una semana en el Boletín Oficial del Estado y entró en vigor el pasado miércoles. Este hecho ha provocado que miles de personas dependientes de la ganadería y del mundo rural exploten por la medida, y una de esas voces que se han alzado es la de Marta García, diputada por Ciudadanos en el Parlamento de Cantabria.

García, en una intervención este lunes, tachó la prohibición de «la mayor traición al medio rural de Cantabria y de España apoyada por organizaciones gubernamentales a las que no les importa la conservación del lobo y la biodiversidad, sino mantener sus chiringuitos; son lobos con piel de oveja». El PSOE «blinda el estatus del lobo para hacerlo intocable sin un censo actualizado de la especie», denunciaba la diputada.

La decisión de blindar el lobo es «ideológica, sectaria y partidista»

Con 11 comunidades autónomas en contra y sin sentarse a hablar con las organizaciones agrarias, la decisión de blindar el lobo es «ideológica, sectaria y partidista del gobierno socialcomunista que sólo busca el voto de la extrema izquierda para seguir sentado en la poltrona siete años más al precio que sea, sin ningún escrúpulo, destruyendo todo lo que no les garantice votos».

Con esta y otras medidas «no les quedará ni un solo voto del medio rural» porque «nunca en la historia de nuestro país se atacó de esta forma al sector primario, que es el que garantiza alimentos a la sociedad». Asimismo, criticó que «al PSOE no le importa nada el sector ganadero de nuestro país: el señor Pedro Sánchez obedece a Bill Gates para intervenir la carne en este país y, mientras, el señor Garzón invita a no consumir carne; la ministra de Trabajo acusa también a agricultores y ganaderos de manera generalizada de que esclavizamos a nuestros trabajadores; el ministro Planas desaparecido en un momento crucial; y la ministra de Transición Ecológica protegiendo a los animales antes que a la gente que vivimos en el mundo rural».

«A Sánchez se le ha recibido en Cantabria como lo que es, como un traidor»

Una ministra que «sólo hace con sus medidas echarnos de nuestros pueblos a los pocos que quedamos, atentando contra la soberanía alimentaria de este país, comprometiendo las producciones agrarias, las de la ganadería en extensivo, que son las que fomentan la biodiversidad», defiende. «Una ministra que prohíbe la caza en Parques Nacionales a los cazadores para realizarla con dinero público y obligarnos a vivir lo que tuvimos que vivir en Monfragüe, donde se abatieron sin escrúpulos decenas de animales a los que se les atrajo con comida».

Ribera «es un peligro para España y para Cantabria; no puede estar ni un solo día más en el cargo porque va a terminar con todo lo que huele a pueblo», denunciaba, citando la ministra de Pedro Sánchez a Santander, «al que se le ha recibido como es, como un traidor».