fbpx

El ridículo discurso anticaza de esta consejera valenciana demuestra su desconocimiento sobre naturaleza

La Consejera de Agricultura de la Comunidad Valenciana critica el uso cesto-malla como alternativa a la captura de zorzales con parany, a pesar de ser un método selectivo utilizado en países como Austria.

Consejera Mireia Mollá niega selectividad cesto-malla parany
La Consejera Mireia Mollá en una foto de archivo.

Mireia Mollà i Herrera, diputada en las Cortes Valencianas y Consejera de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica; respondía ayer 28 de octubre en la sesión ordinaria del Pleno de las Cortes Valencianas a una pregunta de interés general sobre la viabilidad de la utilización del método del cesto-malla para testar su selectividad en la captura de zorzales en paranys.

«Ustedes están suponiendo que un ave pequeñito cae en esa trampa y es capaz de entender que en vez de volando, que es lo que normalmente hacen unas aves y por tanto su envergadura tiene que estar considerada, va a ser capaz de saber que tiene que pasar por el agujerito», ha criticado imitando el vuelo de un ave la diputada. «Es decir, cuando el ave caiga, por muy pequeñita que sea, ustedes piensan que va a entender que está este método definido, que técnicamente no hay ningún informe técnico, y tiene que pasar por este agujerito y no quedar atrapada. No es selectivo, es masivo», ha añadido.

Tras la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana de junio de 2020 que calificó de improcedente la denegación de ensayos solicitados en 2016 para testar la selectividad del cesto-malla en la captura de zorzales en paranys, la Consejería ha vuelto a denegar su puesta en marcha, a pesar de ser habitual en otros países la realización de este tipo de ensayos y conocerse que el cesto-malla en Austria está autorizado para captura de fringílidos.

«Las ideologías no solo ciegan, si no que son ya un viento que propaga mentiras desde tribunas como las Cortes Valencianas», critican en nota de prensa desde APAVAL (Asociación de Paranyers), sobre la respuesta de Mollà a la pregunta sobre la utilización del cesto-malla. «Hace unos años era impensable, por ser o haber sido el mundo rural parte de la vida de muchos de nuestros políticos, que una Consellera en materia de Agricultura negase que hay mallas de alambre por las que un ave de pequeño tamaño (petirrojo) pueda escapar y otras de mayor no pueda hacerlo (mirlos, tordos)», añaden.

Desde APAVAL critican que la consejera haya negado el hecho de que una ave pequeña pueda escapar «para tratar de impedir ensayos con cestos-malla para la captura de tordos», aseguran. Por último, han criticado: «Sra. Consellera: si quiere pasar por las puertas de su casa cierre los brazos, ¡lo saben hasta los pájaros!».

Apoyo clamoroso a los ensayos de caza de zorzales con cesto-malla

Los ediles de diferentes municipios de la provincia de Castellón y de muy distinta afiliación política han instado a la Administración Valenciana a que autorice los citados ensayos, solicitados por APAVAL en 2016. Se trata de conocer, en condiciones reales, la selectividad del método denominado cesto-malla para la captura de zorzales.

De constatarse buenos resultados, las autoridades políticas valencianas podrán valorar la reconversión del parany con liga (prohibido y sin posibilidad de concesión de excepciones para la caza), al parany con cesto-malla, que es un elemento de captura que sí goza de aplicación de excepciones conforme a la Directiva de Aves.

La técnica de caza sería la misma (cuidados y preparación del árbol o parany, reclamos tradicionales…), sólo que, en lugar de atraparse el ave con liga al posarse en una vara, ahora el tordo o zorzal quedaría atrapado vivo en un cesto; ello, al ceder la vara por su peso y activarse a la vez el cierre del cesto. El peso de aves menores es insuficiente para disparar el mecanismo por lo que no atraparía aves pequeñas, y si alguna cayese se escaparía a través de la malla del propio cesto.

El apoyo político se formalizó mediante la elaboración de un manifiesto suscrito por todos los ediles y diputados de de la provincia de Castellón que asistieron a la convocatoria de APAVAL (previamente consensuada) en el salón de plenos del Ayuntamiento de Alcora el pasado 21 de octubre. Con el manifiesto se reclamó la vigencia de acuerdos aprobados en las Cortes Valencianas, por los que ya en 2017 y 2018 se instaba a la Conselleria a la autorización de los ensayos con cestos-malla.

La firma del manifiesto se simultaneó con aplausos y agradecimientos de los allí congregados a los alcaldes y otros ediles firmantes.