El País publica que los cazadores llevaron armas a la protesta de Santiago