fbpx

La DGAM no prohibirá el .30-06 para cazar, según la RFEC

La Federación de Caza ha contactado con la DGAM y la ICAE para aclarar si el calibre .30-06 Springfield se prohibirá para la práctica de la caza. Estas han sido sus respuestas.

Jara y Sedal

Por RFEC

La Real Federación Española de Caza (RFEC) ha recibido respuesta de la Dirección General de Armamento y Material (DGAM) sobre las intenciones de este organismo de catalogar al calibre .30-06 Springfield como «de guerra».

Tras aparecer la noticia de una supuesta prohibición en el nuevo Reglamento de Armas de varios calibres para el uso civil, entre ellos el .30-06 Springfield, la RFEC se puso en contacto con el director general de la DGAM, el Almirante Santiago González Gómez, para solicitarle una aclaración.

En su respuesta, el Almirante señala que la actualización del artículo 4 Armas de Guerra de la Orden Ministerial 81/1993 le han sido encomendados a la DGAM, elaborado «un borrador de posibles calibres considerados de guerra, que podría ser incluido en la propuesta de modificación» de esta Orden.

Indica también que tal borrador fue trasladado a la Dirección del Banco Oficial de Pruebas de Éibar (BOPE) para recibir sus comentarios y los de las empresas fabricantes de armas y cartuchería metálica, «sin que hasta la fecha se haya recibido respuesta ni del BOPE ni de la industria armera».

En el escrito se expone que la DGAM «continuará efectuando estudios, análisis y consultas» en sucesivas etapas de su tramitación, «tanto a la Administración como a la sociedad civil afectada», sobre los posibles calibres considerados de guerra y, así mismo, que en el contexto de tales estudios, «no se va a proponer en principio ninguna modificación» del art. 4 de la O.M. 81/1993, «a no ser que esté relacionada con municiones OTAN intercambiables de pequeño calibre a las que sea de aplicación la normativa de la nueva versión del MOPI – AEP – 97».

«Por este criterio y a modo de ejemplo», la DGAM señala, además, «que en ningún caso se ha contemplado en el borrador inicial la inclusión del calibre .30-06 como calibre considerado de guerra ni tampoco se tiene la intención de incluirlo en la redacción final de la nueva O. M.».

La RFEC, igualmente, se puso en contacto con la Intervención Central de Armas de la Guardia Civil (ICAE) para preguntar si, por su parte, podía aclarar las informaciones aparecidas en redes sociales y medios de comunicación sobre la supuesta prohibición de calibres de armas largas rayadas para uso civil, entre ellos el .30-06 Springfield, muy utilizado por cazadores de toda España.

En su respuesta por escrito, el general de Brigada, jefe de la Jefatura de Armas, Explosivos y Seguridad de la ICAE, Santiago Caballero Mendaña, indica textualmente: «Le participo que no es cierto que exista iniciativa alguna en este sentido ni tampoco que se tenga previsto llevarla a cabo».

El presidente en funciones de la RFEC, Ignacio Valle, ha querido agradecer tanto a la ICAE como a la DGAM su rápida respuesta. De igual forma, Valle lamenta que ciertas entidades y medios hayan levantado un revuelo innecesario alarmando a los cazadores usuarios del .30-06, poniendo entredicho a la Guardia Civil y al Ministerio de Defensa.

La RFEC, como entidad representativa del sector cinegético, quiere mostrar su predisposición a trabajar de forma conjunta con la ICAE y la DGAM en todos los aspectos que afecten al mundo de la caza y a los usuarios de armas y calibres de caza.