fbpx

Detenidos con tres galgos robados dentro de su coche tras tirar las llaves para que no los pillaran

Tres hombres y un menor fueron detenidos después de que la Guardia Civil los sorprendiera poco después de robar tres galgos en Huelva.

Javier Fernandez-Caballero

El robo de galgos es una lacra constante sufrida por los cazadores. Esta problemática suele terminar con el dueño sin sus perros y con estos muertos o abandonados. Por desgracia, los delincuentes que se dedican al robo de estas mascotas suelen actuar con total impunidad.

No es el caso de esta noticia, en el que gracias a la rápida actuación de la Guardia Civil cuatro varones –uno de ellos menor de edad– fueron detenidos el pasado martes en Huelva con los perros que acababan de robar a un cazadior.

Los hechos se produjeron cuando una patrulla de la Guardia Civil del Puesto de Niebla (Huelva) recibieron aviso de la Central 062 para que se acercaran a las proximidades de una gasolinera de la localidad, ya que había cuatro personas en actitud sospechosa merodeando por el lugar.

Según ha informado el instituto armado en nota de prensa, una vez allí los varones fueron localizados. Los agentes comprobaron que carecían de documentación y ofrecieron respuestas incongruentes cuando le preguntaron el motivo por el que se encontraban allí.

Tres galgos robados en el interior del coche

Uno de ellos, al percatarse de la presencia de la Guardia Civil, dejó caer las llaves de un vehículo en la carretera. Una vez localizado este turismo, con apoyo de otra patrulla, al examinar el interior, localizaron tres galgos.

Cuando indagaron sobre la procedencia de los animales, los agentes descubrieron que habían sido sustraídos en una finca de la localidad de Villarrasa, a la que accedieron escalando la vaya perimetral de protección. Después de esto, detuvieron a los hombres y los trasladaron a dependencias oficiales. Los detenidos y las diligencias instruidas fueron puestas a disposición de judicial y el caso del menor se remitió a la Fiscalía de Menores.  Por fortuna, los perros fueron devueltos a su legítimo propietario.