fbpx

Un furtivo pega a un guarda que lo sorprendió persiguiendo corzos en un coto de Soria

Cuatro furtivos huían del guarda rural de un coto de caza de Soria cuando su coche quedó atrapado en un camino. Tres de ellos escaparon a pie, pero el que fue interceptado por el guarda la emprendió a golpes con el hombre.

Agentes del Seprona tras furtivo

La Guardia Civil ha detenido a una persona, vecina de Ciudad Real, y ha investigado a otras tres que presuntamente habrían tratado de furtivear corzos en un coto de caza de Torrubia de Soria.

El detenido fue alcanzado por un guarda rural durante la huida que emprendieron los cuatro investigados y reaccionó golpeando al primero, según ha informado este jueves en un comunicado la Subdelegación del Gobierno en la provincia.

Los furtivos quedan atrapados en un camino

Los hechos ocurrieron sobre las 20:30 horas del pasado 16 de abril cuando un guarda rural que realizaba labores de vigilancia en el coto de caza de Torrubia de Soria observó la presencia de un vehículo realizando «maniobras extrañas compatibles con el rececho de corzos».

Cuando el hombre trató de identificar a los ocupantes del vehículo, este emprendió la huida pero quedó atascado en un camino. Al llegar a su altura el guarda observó que en el vehículo viajaban cuatro personas y que una de ellas hacía movimientos extraños con una mochila, por lo que decidió identificarlos. En ese momento, se aperaron del coche y salieron corriendo en diferentes direcciones.

Un de los furtivos golpea al guarda

Poco después, el guarda conseguía dar alcance a uno de ellos, el cual se resistió y, lejos de identificarse, la emprendió a golpes con el primero, mientras que otro de los huidos le amenazaba verbalmente.

El guarda, que ha resultado herido de carácter leve, consiguió retener al furtivo que le pegó hasta que llegó al lugar una patrulla del Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (SEPRONA) que había sido previamente requerida.

Una vez identificada esta persona por la Guardia Civil, que resultó ser vecino de la provincia de Ciudad Real, los agentes comprobaron que en la mochila escondía un rifle con silenciador y mira telescópica, munición metálica y un visor nocturno, además de un hacha y un cuchillo con manchas recientes de sangre.

El Seprona detiene al infractor

La patrulla de la Guardia Civil procedió a la detención de este hombre, de 34 años, como presunto autor de un delito de atentado a agente de la autoridad y otro contra la flora y fauna silvestre. Además ha sido puesto a disposición de la autoridad judicial, junto con las diligencias y efectos intervenidos.

En el reconocimiento de la zona, fue encontrado un corzo decapitado y muerto recientemente.

Identificados otros tres presuntos furtivos de entre 34 y 46 años

La denominada ‘Operación Avelino’ finalizó ayer con el resultado de la identificación y localización de las otros tres presuntos furtivos, que resultaron ser vecinos de las provincias de Zaragoza, Ciudad Real y Toledo y que tienen edades comprendidas entre 34 y 46 años.

Los tres han sido investigados como presuntos autores de un supuesto delito contra la flora y fauna silvestre.

Así mismo, se han formulado contra estas personas varias denuncias administrativas al Reglamento de Armas y a la normativa sanitaria anticovid.