Detectan el virus de la PPA en el aeropuerto de Irlanda

Comparte con tus amigos










Enviar

Las autoridades portuarias de Irlanda del Norte han detectado el virus de la peste porcina africana (PPA) en 300 kilos de carne incautados durante el mes de junio. 

15/7/2019 | Redacción JyS

El virus de la ppa amenaza la población de jabalíes en Europa. / Shutterstock

Agentes aeroportuarios de Irlanda del norte han detectado el virus de la peste porcina africana (PPA) en 300 kilos de carne y productos lácteos ilegales que fueron incautados durante el mes de junio, según ha informado Animal’s Health.

Poco después de analizar una muestra de los productos incautados, cuyo destino era introducirlos de manera ilegal en Irlanda del Norte para consumirlos posteriormente, el Instituto de Agroalimentación y Biociencias (AFBI), detectó PPA en algunas de las salchichas analizadas, que procedían de Asia.

Ante el positivo a la enfermedad, el Departamento de Agricultura, Medio Ambiente y Asuntos Rurales (DAERA) ha asegurado en una nota de prensa que el descubrimiento no representa una amenaza significativa para el estado zoosanitario del país, ni afecta a su estado, que sigue estando «libre de enfermedad», aunque refuerza la relevancia que tienen los controles sobre las importaciones y mercancías que portan los viajeros.

Por ello desde la Federación Europea de Veterinarios (FVE, por sus siglas en inglés) han querido felicitar tanto a los profesionales de su sector como a los inspectores de aduana del Gobierno norirlandés por su efectiva detección, recalcando la importancia de este tipo de controles para evitar la propagación de enfermedades como la PPA.

Por su parte, el director del DAERA, Robert Huey, ha advertido que es «ilegal» llevar determinados alimentos y productos vegetales a Irlanda del Norte, para evitar así riesgos de importar enfermedades, ya sean animales o vegetales.

«Esto supone el mayor riesgo para nuestra industria agroalimentaria y medio ambiente, ya que cualquier introducción de plagas, enfermedades y especies no autóctonas puede tener un impacto potencialmente devastador. Los ecosistemas pueden ser alterados, con importantes efectos en la agricultura y la economía local», ha advertido Huey.

Por otro lado, el Departamento de Medio Ambiente, Alimentación y Asuntos Rurales (Defra por sus siglas en inglés) del Reino Unido, ha anunciado que aumentará los controles de PPA en puertos y aeropuertos, incluida una nueva campaña de pósteres dirigida a los viajeros de las regiones afectadas por la enfermedad, con advertencias sobre la introducción de productos cárnicos en el país. Asimismo, ha anunciado que también ha estado trabajando con diferentes organizaciones para crear conciencia entre los ganaderos de porcino y el público en general sobre los riesgos de alimentar a los cerdos y jabalíes con desechos de comida, y entre los transportistas y otros sobre los riesgos de propagación del virus a través de vehículos.

Por su parte el presidente de la Asociación Británica de Veterinarios (BVA), Simon Doherty, ha señalado que «es muy alentador ver que los veterinarios e inspectores del gobierno están unidos en su vigilancia para evitar la incursión de esta enfermedad mortal». Y ha añadido: «Somos afortunados de que en Irlanda del Norte haya un centro de vigilancia como el AFBI que puede realizar pruebas rápidas y eficaces, y un monitoreo continuo de los riesgos de enfermedades».

Prohibido el envío de jabalíes silvestres entre estados miembros

Debido al grave problema que supone la expansión de la PPA, durante el mes de junio del pasado año la Unión Europea prohibió el envío de jabalíes silvestres entre estados miembros y hacia terceros países con el fin de controlar la propagación del virus, una medida que –entre otras entidades- fue solicitada por la Real Federación Española de Caza.

Hasta ahora, estos últimos casos se han confirmado en jabalíes que se encontraban dentro del perímetro de seguridad, una zona boscosa que abarca casi 63.000 hectáreas. Afortunadamente, todas las muestras analizadas fuera del citado perímetro resultaron negativas.

Los síntomas de esta peste están perfectamente reconocidos: fiebre alta, enrojecimiento de la piel (puntas de las orejas, cola, extremidades distales, pecho o abdomen), disminución del apetito, falta de coordinación en la movilidad y vómitos o diarreaLa tasa de mortalidad es prácticamente del 100% y suele producirse entre los 6 y los 20 días después del contagio, aunque no afecta a los humanos.

¿Peligra la caza por la PPA en España?

En los últimos años ha habido un incremento de las licencias de armas largas rayadas en nuestro país. La disminución de la densidad de piezas de caza menor unido a la exponencial propagación del jabalí han provocado que numerosos cazadores hayan cambiado la escopeta por el rifle. Concretamente, estos últimos han aumentado en España más de un 225% desde el año 2000. El jabalí ha sido el principal culpable al colonizar casi todos los rincones de nuestra geografía convirtiéndolo en una pieza clave y de fácil acceso para los cazadores.

Por este motivo, si la peste porcina africana llegase a infectar a los jabalíes españoles supondría un grave azote a la afición cinegética puesto que volvería a repetirse lo ya sufrido con la mixomatosis del conejo, la sarna de la cabra montés o la «moscarda de las narices» que diezma las poblaciones de corzo.

¿Y la industria cárnica?

La preocupación de la industria cárnica es lógica si se tiene en cuenta que el valor de la producción final de porcino ronda los 7.000 millones de euros al año en España y que representa el 36,8 y el 14,4% de la producción final ganadera y agraria, respectivamente.

El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) emitió un informe hace unos meses en el que indicada que el riesgo de PPA en España es «moderado» pero «en aumento». También indicaba que el jabalí era el «elemento fundamental en el mantenimiento y difusión» de esta enfermedad.

Comparte con tus amigos










Enviar

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here