Su nombre es Nazaret Martín y la joven pastora y sus mastines son unas de las caras más conocidas del mundo rural en las redes sociales. Esto se debe, principalmente, a los casi 300.000 seguidores que tiene en su canal de YouTube, aunque tal éxito no siempre tiene consecuencias positivas.

Hace unas semanas, esta misma joven publicó un vídeo en el que explicaba un episodio vivido con sus mastines. Entonces, un ciclista pasó entre sus ovejas sin ningún tipo de cautela, pero sus perros tan solo se acercaron a él y empezaron a olerle con una posición defensiva.

Ante ello, Nazaret lanzó a sus seguidores la siguiente pregunta: «¿Qué habría pasado si yo veo que viene un hombre con una bici, me pongo nerviosa y empiezo a llamar a los perros y a advertirles, aunque sea para que no le hagan nada?».

Así responde la joven pastora a las críticas

En una parte de dicho vídeo, la pastora confesó que sus mastines se había comportado de manera tan correcta y tranquila porque estaban bien educados. Para ello, contó que, en ocasiones, había pegado a sus perros para conseguirlo.

Estas palabras, por supuesto, incendiaron las redes sociales de reacciones en su contra y Nazaret ha decidido responder mostrando su relación con dichos animales. Tras andar entre ellos y echarles de comer, la pastora planea la siguiente pregunta: «¿Vosotros habéis visto en algún momento que me tengan miedo de algún tipo?».

«Cuando han sido pequeños y han hecho algo más les he pegado un tortazo como he dicho muchas veces», reitera. «Hay mucha gente que me ha dicho que mis animales me respetan porque me tienen miedo ».

Asimismo, matiza que «no puede haber alternativa de educación». «Es un perro que está suelto en el monte, que no está siempre conmigo», ha añadido.


Un ciclista pasa entre las ovejas de una pastora y esta da una lección de comportamiento con sus mastines


«La ‘violencia’, por decirlo de alguna forma, es necesaria para la educación de los perros. Yo tengo que usarla dándole a un tortazo al perro para que el día de mañana no me mate a las gallinas o a las ovejas y no ataque a las personas», ha explicado.

Por último, Nazaret asegura que utiliza la violencia «para corregir una violencia mayor». «Desde la esfera política se ha promovido todo esto y se ha llegado a un punto en el que los animales tienen más valores que las personas. Es gravísimo que se piense así», sentencia.